HD.com.do
Home Destacada

Con el lanzamiento de los primeros vehículos totalmente autónomos y manejados con inteligencias artificiales que han sido anunciados para el mercado de consumo en los próximos años, suponemos que no debía sorprendernos el siguiente paso lógico que los humanos tomaríamos luego de desarrollar esta tecnología. Con robots en forma de vehículos ahora a nuestra disposición para libremente experimentar con ellos, pues naturalmente lo que toca ahora es echarlos a correr.

Roborace es una competencia de vehículos eléctricos completamente autónomos que se derivó de la cada vez más popular Fórmula E. Y precisamente fue en la pre-temporada del 2016 de la Fórmula E que surgió la idea de esta competencia con la presentación del primer Robocar.

El Robocar está diseñado para competir a altas velocidades pudiendo alcanzar los 300kms/h, pesando 1,350kgs (para comparación, el peso mínimo permitido para un carro de Fórmula 1 es de 733kgs), equipados con una mezcla de sistemas ópticos, lidar, radar y sensores ultrasónicos para navegación. Adicionalmente este cuenta con 4 motores eléctricos de 135kW capaces de producir hasta 500 caballos de fuerza en forma combinada con una batería de 840V.

Este año estará empezando la Temporada Alpha que llevará esta competencia a múltiples pistas a lo largo de Estados Unidos y Europa. En ella participarán distintos equipos que deberán desarrollar sus propias Inteligencias Artificiales para pilotear el mismo “hardware” (el vehículo) llamado el DevBot 2.0 y competir entre ellas.

¿Qué implicaciones tiene para nosotros la gente de a pie?

Con la competencia para desarrollar los primeros vehículos totalmente autónomos cobrando intensidad no sólo por la participación de los principales productores de vehículos del mundo como Ford, Toyota, Honda, BMW, Daimler, Tesla etc. sino también de empresas de tecnología como Google (Waymo), Uber, Lyft y Apple; Roborace podría brindar un espacio de experimentación y refinación de las tecnologías que serían empleadas en los vehículos para consumidores ordinarios.

De hecho, la transferencia de conocimientos y tecnologías del mundo de las competencias de vehículos hacia los carros de uso ordinario no sería algo particularmente nuevo. Cosas que hoy tomamos por sentado en nuestros vehículos como los espejos retrovisores, la suspensión de cuatro ruedas, la transmisión automática y los chasis de fibra de carbono fueron todos desarrollados inicialmente para las competencias y luego adaptados para vehículos de consumo.

La Sociedad Internacional de Ingenieros Automotrices (SAE por sus siglas en inglés) ha definido los distintos niveles de autonomía de los vehículos de esta forma: Nivel 1 donde algunas funciones de aceleración y manejo del vehículo es autónomo pero requiere la participación activa en todo momento del conductor; Nivel 2 que funciona como un módulo avanzado del cruise control similar al autopilot original de Tesla que requiere la participación activa del conductor; Nivel 3 que requiere la acción del conductor pero este puede ceder algunas funciones críticas de seguridad al vehículo; Nivel 4 donde el vehículo puede realizar todo de forma autónoma pero puede ser desactivado en zonas no mapeadas o en condiciones climáticas extremas, es posible dormir en el vehículo a este nivel; y el Nivel 5 donde el vehículo es totalmente autónomo en todas las condiciones.

La competencia Roborace estaría empujando el desarrollo de Inteligencias Artificiales en los Niveles 4 y 5 de autonomía, con la posibilidad de emplear todos los sistemas actualmente utilizados para navegación de vehículos autónomos en las condiciones extremas de una competencia automovilística.

El desarrollo de vehículos autónomos depende significativamente de desarrollar Inteligencias Artificiales capaces de reaccionar a cualquier situación que se le presente en las calles. De hecho, la primera versión del Robocar, el DevBot, chocó contra una pared durante una demostración luego de que un perro inesperadamente entrara a la pista. Un vehículo de consumo completamente autónomo debe ser capaz de reaccionar a perros en la calle, y cualquier otro tipo de obstáculo, sin chocar o provocar daños.

Roborace permitirá a los desarrolladores de Inteligencias Artificiales capturar más data y acumular más experiencias en el refinamiento de su software y algoritmos a nivel competitivo, lo que sin dudas se terminaría traduciendo en una rápida implementación de esos desarrollos hacia los vehículos autónomos de consumo masivo.

¿Qué otras cosas podemos esperar en el futuro?

El desarrollo de vehículos totalmente autónomos para competencias automovilísticas abren un interesante campo de posibilidades para el futuro cercano.

Porsche es una de las compañías con alto interés en el desarrollo de los vehículos autónomos, y ya esta ha propuesto desarrollar un vehículo que “aprenda” a manejar una pista de un piloto profesional para luego montar a personas ordinarias que serían llevadas por la Inteligencia Artificial replicando el conducir del piloto, para que estas sientan la experiencia de “conducir” en una competencia de alto nivel.

Los distintos equipos de Roborace han propuesto hacer pequeños ajustes a los algoritmos de sus Inteligencias Artificiales para darles “personalidad” y que el público pueda diferenciarlas y hasta sentirse identificados y apoyar a una en particular.

La Inteligencias Artificiales podrían también aprender la forma y estilo de un corredor en particular y simular en tiempo real una carrera manejada por este. Una Inteligencia Artificial podría perfectamente replicar a leyendas como Juan Manuel Fangio, Ayrton Senna, Michael Schumacher  de la Fórmula 1 o a Dale Earnheardt de NASCAR, y competir contra pilotos de hoy en día en vehículos con los estándares actuales.

Más importante aún será ver el impacto de estos desarrollos en otros medios de transporte a medida que los niveles de autonomía se van refinando y la participación activa de un operador humano no es un factor.

Para la alegría de todos nosotros no hablamos de tecnología de un futuro abstracto sino de ahora. La Temporada Alpha de Roborace debutó en España esta primavera y la próxima carrera será en el Goodwood Festival of Speed en Inglaterra el 4 y 7 de julio. Tesla anunció el lanzamiento de su funcionalidad totalmente autónoma para fines de este año, y la mayoría de los grandes productores de vehículos ya anunciaron el lanzamiento de sus primeros vehículos totalmente autónomos para los próximos 5 años.

Autor
Abogado, especializado en Derecho Financiero. Curioso por temas como la tecnología, los mercados financieros, las ciencias, la política, la futurología, entre otros. Articulista para el periódico El Nacional, y parte del equipo de varios blogs.
A %d blogueros les gusta esto: