HD.com.do

Nintendo anuncia solo sus juegos más cercanos y refuerza la idea de que ya no depende tanto de E3.

Gaming Bits es un nuevo podcast de videojuegos que une a un ingeniero en sistemas, un psicólogo clínico/músico y un crítico de cine que comparten su obsesión por los videojuegos

Este ha sido un año y algo extraordinario para Nintendo. El éxito del Switch, la ampliación de sus relaciones y las colaboraciones con otras compañías han hecho de la consola híbrida una de las mejores experiencias de videojuegos de los últimos tiempos.

El año pasado, Nintendo se concentró en revelar que franquicias como Metroid, Bayonetta, estarían de regreso en la nueva plataforma. De hecho, Metroid: Samus Returns para Nintendo DS se convirtió en uno de los mejores videojuegos del año pasado lo que refleja un cuidado necesario por esa franquicia y su futuro en la saga Prime para Nintendo Switch. Además de eso el anuncio de nuevas propiedades intelectuales como Arms, Octopath Traveler y la colaboración con Ubisoft en Mario X Rabbids se convirtieron en éxitos sorpresas (en el caso de Arms y Mario x Rabbids) y en uno de los juegos más esperados de este año: Octopath Traveler [disponible y vendiendo muchas copias desde el pasado 13 de julio].

En esta ocasión Nintendo se concentró en anunciar, salvo algunas excepciones de propiedades intelectuales nuevas, los videojuegos que están más cerca de salir, incluyendo una nueva Mario Party y la esperada versión de Smash Bros para Switch.

Lo de Smash Bros fue a lo que más tiempo Nintendo le dedicó tiempo. Considerando que existía una preocupación por los fanáticos de que fuera una simple transición de la versión de Wii-U pero ha terminado siendo un juego completamente nuevo con todos los personajes de toda la saga de Smash Bros. disponible y que lleva por nombre Super Smash Bros. Ultimate.

Su principal creador Masahiro Sakurai, destacó todos los componentes técnicos del gameplay, cada uno de los personajes y los trofeos disponibles. También anunció un nuevo jugador esperados por mucho: el archienemigo de Samus, Ridley. El que no fue anunciado, en el juego donde “todo el mundo está aquí”, fue Waluigi.

En defensa de Sakurai y Super Smash Bros. Ultimate, Waluigi nunca ha sido un jugador elegible en Smash Bros. por eso la frase de que “todo el mundo está aquí” no es del todo errónea. Sin embargo, considerando el absolutismo de la frase, muchos han pegado el grito sobre la simple presencia del personaje solo como un trofeo y no como un personaje elegible porque Waluigi se ha ganado el corazón de todos.

En el artículo “Critical Perspectives on Waluigi” de “The Empty Page” quién escribe hace una observación interesantísima que cito a continuación:

“Waluigi es el mejor ejemplo del individuo formado por el significante. Waluigi es un hombre solo visto en imágenes de reflejo; perdido en un salón de espejos, él es un reflejo de un reflejo de un reflejo. Iniciemos con Mario – el plomero superman italiano, a él lo refleja en Luigi que es lo mismo pero un poco menos. Invertimos a Mario para crear a Wario – Mario convertido en séptico y libertario – entonces reflejamos la inversión en el reflejo y terminas creando un ente que solo puede existir en referencia a otros. Waluigi es el verdadero hombre de ningún lado, sin ninguno de los personajes que reflejar, invertir y parodiar no tiene ninguna razón de existir. La identidad de Waluigi solo existe por quién él no es – si un plano más amplio de referencia él es nada. No es su propio hombre. En un mundo donde nuestra identidad está formada por nuestras relaciones deformadas con las marcas comerciales y el comercio en sí, todos somos Waluigi”.

Aquí pueden ver nuestro podcast sobre el Direct de Nintendo en E32018:


« | »