HD.com.do
Home Destacada

La adicción a las redes sociales es una frase que a veces se utiliza para referirse a alguien que pasa demasiado tiempo usando Facebook, Twitter, Instagram y otras formas de redes sociales, tanto que interfiere con otros aspectos de la vida diaria.

No existe un reconocimiento médico oficial de la adicción a las redes sociales como una enfermedad o trastorno. Aun así, el grupo de comportamientos asociados con el uso intensivo o excesivo de las redes sociales se ha convertido en objeto de mucha discusión e investigación.

La adicción a las redes sociales es un fenómeno creciente no sólo en los Estados Unidos, sino en todo el mundo. La persona promedio pasa casi 2 horas al día usando las redes sociales, lo que equivale a 5 años y 4 meses de su vida. En ese tiempo una persona podía correr más de 10,000 maratones o viajar a la luna y regresar en 32 ocasiones separadas. Para los adolescentes, el tiempo de las redes sociales podría ser de hasta 9 horas todos los días.

Los sociólogos y psicólogos, mientras tanto, han estado explorando el impacto de las redes sociales en las relaciones del mundo real, especialmente el matrimonio, y algunos han cuestionado si el uso excesivo de las redes sociales podría desempeñar un papel en el divorcio.

El Wall Street Journal desacreditó el mito de que 1 de cada 5 matrimonios son arruinados por Facebook, señalando que no parecía haber evidencia científica que apoye tales datos.

Mientras que las redes sociales ofrecen un acceso y una conectividad sin precedentes, a algunos les preocupa que el uso excesivo de las redes sociales esté inhibiendo a los usuarios de todo el mundo y afectándolos de maneras adversas. Existen algunas estadísticas de adicción a las redes sociales que deben de ser compartidas para ofrecer una mejor comprensión de la evolución de la relación entre los consumidores y las plataformas sociales que utilizan para conectarse.

100 millones de personas son usuarios de redes sociales en todo el mundo

Mientras que las redes sociales ayudan a mantener el mundo conectado, la adicción a las redes sociales se está convirtiendo en un problema global que sigue creciendo. En 2018, 3,100 millones de personas, aproximadamente un tercio de la población mundial, utilizaban las redes sociales. A nivel mundial, el número de usuarios de redes sociales ha crecido un 13% (362 millones) en el último año.

De los usuarios de redes sociales del mundo, 2,900 millones son usuarios activos de redes sociales móviles (94% de todos los usuarios en plataformas de redes sociales).

Se estima que 210 millones de personas sufren de adicciones a Internet y a las redes sociales

Las adicciones a Internet y las redes sociales siguen creciendo a medida que aumenta nuestra dependencia de la tecnología. Las estimaciones plantean que más de 210 millones de personas sufren de adicciones a Internet y las redes sociales en todo el mundo.

71% de las personas duermen con o al lado de su teléfono móvil

La adicción a las redes sociales no solo afecta el comportamiento durante el día; incluso daña la capacidad de las personas para dormir. Un estudio encontró que el 71% de los estadounidenses duermen con o al lado de un dispositivo móvil.

Unos 47 millones de personas en Estados Unidos no duermen lo suficiente y un 55% más de adolescentes fueron privados de sueño en 2015 que en 1991. La exposición a las pantallas antes de acostarse es un factor importante para exacerbar los trastornos del sueño. 35% de las personas que usan teléfonos menos del promedio experimentaron dificultad de sueño en comparación con 42% de las personas con uso promedio o por encima del uso promedio del teléfono.

El 50% de las personas que conducen mientras usan el teléfono inteligente están revisando las redes sociales

El 90% de los conductores admite el uso de teléfonos inteligentes al volante. De esos encuestados, el 50% al parecer utiliza sus teléfonos inteligentes para revisar las redes sociales. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades informa que cada día, 9 personas mueren y más de 1.000 resultan heridas como resultado del uso de teléfonos inteligentes mientras conducen.

La reciente campaña It Can Wait de AT&T informó que el 90% de los conductores admiten usar teléfonos inteligentes al volante. Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras, los adolescentes son el grupo de edad más grande reportado para conducir distraído.

Algunas personas consideran el uso excesivo de las redes sociales simplemente la última forma de “Trastorno de las adicciones a Internet“, un fenómeno sobre el que la gente comenzó a escribir por primera vez en la década de 1990, cuando el uso de Internet empezaba a propagarse. Incluso en ese entonces, la gente teorizaba que el uso intensivo de Internet podría afectar el desempeño de las personas en el trabajo, en la escuela y en las relaciones familiares.

Casi 20 años después, todavía no hay acuerdo en que el uso excesivo de Internet o de los servicios de redes sociales sea patológico o deba considerarse un trastorno médico. Algunos han pedido a la Asociación Americana de Psicología que añada adicción a Internet a la biblia médica oficial de los trastornos, pero la APA se ha negado hasta ahora (al menos a partir de este escrito).

Para finalizar, si te estás preguntando, si podrías estar pasando demasiado tiempo en línea, toma este examen de adicción a Internet.

Autor
Administrador de Empresas con Maestría en Dirección de Proyectos. Experiencias en los sectores de Prevención de Lavado y Financiamientos del Terrorismo además de la banca dominicana. Cinéfilo, Otaku y Gamer. Apasionado en temas de cultura, tecnología y finanzas.

« | »