Videojuegos y mitos

Todos los grandes avances tecnológicos llevan consigo como acompañante un mito sobre el perjuicio que suponen. Ya sea bajo la acusación de provocar problemas de salud o de ser causantes de diferentes tipos de males a cualquier nivel, cuando la humanidad alcanza un hito en su avance científico y tecnológico se requiere de algún tiempo de adaptación para que los mitos se sofoquen.

Esto ha ocurrido con los videojuegos desde su nacimiento y aún hoy persisten las opiniones negativas en ciertos sectores incluyéndose nuevos mitos en la colección final.
En este sentido, se ha dicho de un modo reiterado que los videojuegos son causantes de diversas dolencias en los niños, se asocian al sedentarismo, a la obesidad o a los problemas de visión. Igualmente, se han erigido en ocasiones como los culpables de la falta de interés por la lectura y el fracaso escolar, así como de los comportamientos violentos de los más jóvenes.

Todos estos problemas juveniles y comportamientos desajustados en realidad se pueden explicar sobre una base de falta de referentes y equivocada educación por parte de los tutores. De este modo, el exceso se convierte en el gran problema mientras que mantener unos horarios de ocio adecuados con equilibrio entre los momentos de videojuegos y los de diversión en la calle, así como otras actividades que cultiven diversos valores, serán claves para lograr un uso saludable de este modo de diversión. Este mismo sistema es el mismo que favorece el correcto uso de smartphones o la televisión.

Un juego beneficioso

Lo cierto es que la ciencia ya ha demostrado que el uso de videojuegos está relacionado de forma directa con una serie de beneficios que conviene tener en cuenta ya que se trata de una forma de incentivar el cuerpo y la mente para lograr un provecho evidente.

Una de las grandes ventajas es la capacidad de ejercitar la memoria en los jugadores. La actividad mental es constante en la gran mayoría de los juegos sirviendo de eficiente estímulo a la inteligencia de los aficionados que entrenan sin darse cuenta la memoria de seguimiento y retención de conceptos o imágenes.

Algunos estudios con pacientes aquejados de distintas dolencias han demostrado que los videojuegos sirven de vía de escape para la ansiedad y para el dolor de los afectados siendo un factor clave en la mejora de un porcentaje muy elevado de los participantes en los estudios.

Otras ventajas

Al mismo tiempo, la necesidad de leer distintos tipos de texto tanto en narración como en diálogos se convierten en una forma excelente para mejorar la capacidad lectora de los jóvenes. De igual modo, encontramos muchos juegos que no se doblan y que se comercializan en inglés en todos los países. El gran interés que generan favorece la inmersión en el juego a pesar del idioma potenciando una mejora notable en el aprendizaje del mismo por parte de los jugadores.

El incremento de la capacidad motriz, la rehabilitación a nivel físico y psíquico o el entrenamiento específico para distintas actividades se pueden enumerar también como grandes beneficios que los videojuegos pueden aportar.

Imagen por defecto
Redacción HD.com.do
Artículos: 25