HD.com.do
Home Destacada

2019 está diciéndonos adiós y que mejor momento de hacer una retrospectiva y ver que cosas buenas, malas y feas nos ha dejado en el terreno de los videojuegos.

Cada año no nos salvamos de los juegos mediocres, pero si hay que destacar este 2019 por algo, es por la gran cantidad de títulos de enorme calidad, y sobre todo, grandes sorpresas. Así que sin más preámbulos, te invito a ver lo bueno, lo malo y lo feo de los videojuegos en este año.

Lo Bueno

Los juegos lanzados en estos últimos 12 meses han ayudado enormemente a seguir manteniendo el interés hacia el ocio electrónico. Grandes videojuegos se estrenaron a solo días de iniciar el año, tal es el caso de Kingdom Hearts III, que pese a ser un juego fácil, y decepcionar algún que otro fan con su historia, enamoró con sus personajes y detallados gráficos.

Sora, Donald & Goofy en Kingdom Hearts III

Otro gran y esperado título fue lanzado en enero y este es el Resident Evil 2 Remake, un juego de horror y supervivencia en el cual tomarás el papel de un policía novato y una joven en busca de su hermano en una ciudad infestada de zombies. El juego mantiene bien la escencia del original (lanzado en 1998) pero ofreciendo una jugabilidad adaptada a los tiempos modernos.

2019 fue el año en que se lanzó el competidor directo de Fortnite, en cuanto a Battle Royale gratuito, y quien pudo hacerle competencia en el terreno de las consolas y PC.

Hablamos de Apex Legends, y es que las ideas que aportó en el género fueron lo bastante frescas como para atraer el público que actualmente posee.

En febrero del mismo año se lanzó la continuación de la saga Metro, titulada Exodus.

Además de la inmersiva historia que te cuenta, este shooter en primera persona es de los que mejor se ven técnicamente a día de hoy y apreciarlo en movimiento es una gran experiencia para tus pupilas.

Devil May Cry 5 se lanzó en marzo y demostró que sigue siendo el rey de los hack n´slash, complaciendo a viejos como a nuevos jugadores. Sus gráficos, la posibilidad de utilizar a tres personajes diferentes y su cuidada jugabilidad hicieron de este juego uno de los mejores juegos de acción de la generación.

El ganador del premio Juego del Año, Sekiro Shadows Die Twice fue una de las grandes sorpresas de este 2019, manteniendo vivo el legado de Hidetaka Miyazaki, creador de Dark Souls y Bloodborne. Otros juegos de enorme calidad se lanzaron como Days Gone, Astral Chain, Katana Zero, Mortal Kombat 11, Rage 2, A Plague Tale: Innocence, Blasphemous, Fire Emblem Tree Houses, Gear of War 5, Control, Disco Elysium, Luigi´s Mansion 3, The Legend of Zelda Link Awakening, The Witcher 3 para Switch, Pokémon Espada y Escudo, entre otros.

Link Awakening, Untitled Goose Game, Sekiro, Control, entre los juegos más representativos del 2019.

Nintendo ya deja claro que está más que interesada en el mercado móvil, con el lanzamiento del Mario Kart Tour, arrasando en descargas, tanto en Apple Store, como en la Play Store.

2019 nos dio la oportunidad de ver el nuevo juego de Hideo Kojima, Death Stranding, dividiendo a la comunidad y generando conversación ante la original propuesta presentada por el creativo japonés.

Otro detalle importantísimo pasado este año fue el anuncio oficial de la nueva generación de consolas, y al que tiene preparada Microsoft con su Xbox Serie X, con un diseño tan curioso como elegante.

EA Games dejó a un lado su política abusadora de poner a todo juego que lance un multijugador con microtransacciones. En vez de esta primera opción, se enfocó en ofrecernos una de las mejores experiencias del mundo de Star Wars de los últimos tiempos con SW Jedi: Fallen Order.

Lo Malo

No todo es color de rosa y este 2019 tuvimos malas noticias en el mundo del entretenimiento electrónico, así como grandes decepciones.

El primer balde de agua fría lo tuvmos con Anthem, un ambicioso titulo realizado por BioWare (la cual no ha tenido un buen desempeño esta generación) el cual no era un mal juego y las ideas que ofrecía no estaban tan mal, pero la ejecución de la misma no llegó a convencer ni a la prensa ni a los jugadores. Todo esto gracias a errores graves de diseño de niveles, multiples bugs, caídas de frames. Aunque se sabe que el juego ha mejorado desde su lanzamiento, sin duda muchos se quedaron con la espinilla de este juego que prometió evolucionar el género de shooters en tercera persona.

Otro que pasa al banquillo de las decepciones es MediEvil, un juego que muchos añoraban, ya que es el remake de uno de los buques insignia de la primera PlayStation. El juego es hermoso, sin embargo su gameplay y torpe cámara (idéntica a la original de los 90s) lastró el resultado de esta nostalgia hecha juego.

Goggle nos vendió aquel servicio de streaming como la última venida de Jesucristo, sin embargo luego de lanzado, fue más espuma que chocolate. Si bien, Stadia tiene mucho potencial y para el pesar de muchos, este será el futuro del gaming, sin embargo la tecnología se encuentra a medio madurar. El input lag es de terror, los juegos no son baratos y el catálogo es bastante pobre en comparación con la competencia. En fin, esperábamos más de ti Google.

Ghost Recon Breakpoint supuso un bajón a la saga bélica de Ubisoft, quienes últimamente ofrecían títulos de calidad como el queridísimo Wildlands, el juego mejora técnicamente pero jugablemente se le sienten los años, y los bugs (marca de la casa) están a cualquier orden del día. Se tenía un hype enorme al juego y esto le afectó a la larga.

Left Alive fue un juego que levantaba algo de hype, por estar involucrados grandes creativos veteranos en el sector del videojuego japonés. Artistas como Yoji Shinkawa (ilustrador y diseñador de personajes de la saga Metal Gear) o Shinji Hashimoto (co creador de Kingdom Hearts). La premisa del juego llamaba la atención, por solo pertenecer al universo del juego militar futurista, Front Mission, pero su historia, desarrollo, gameplay, parecen de dos generaciones atrás.

Yu Suzuki ya lo avisaba, y su modesto estudio no se le podía pedir más. Shenmue III salió al mercado después de más de 19 años de espera y algunos fans están satisfechos, pero otro grupo, esperaban más del equipo de Ys NET, y es que el resultado de este juego tan anhelado es de luces y sombras. Escenarios muy bien recreados, el gameplay es puro Shenmue, pero el acabado de los personajes es irregular, la trama no terminó de completar el arco de la venganza de Ryo Hazuki y hasta muchos sintieron que fue relleno. Dificilmente veremos un Shenmue pronto, por lo que disfruten este que tenemos.

Lo Feo

2019 sin duda no fue el año para Bethesda, y es que entre decisiones como la suscripción de pago del infame Fallout 76, llamado Fallout 1st, el cual pagando anual o mensual, el usuario podrá tener acceso a contenido premium, o sea un Pay to Win de toda la vida. Wolfenstein YoungBlood fue una secuela innecesaria y forzada que pasó sin pena ni gloria, muy olvidable y más que un juego nuevo, parece un DLC. En cuanto al retraso de Doom para 2020, fue sin duda una de las peores noticias recibidas en el año.

Nintendo cancelando desarrollos, después de dos años vendiendo humo con Metroid Prime 4, lo bueno es que Retro Studios está trabajando en el título. Lo mismo con Bayonetta 3, no se sabe nada desde hace un año que se anunció.

Los gráficos de Pokémon Espada y Escudo, había que decirlo. ¿Y por qué se le tiene en cuenta a este título, y no a otros que puedan verse peor?  Pokémon es una franquicia que mueve millones de dólares anuales, y es una de las IP que más dinero generan en la industria del videojuego. Lo mínimo que se les puede pedir es mimo y cuidado. Pero ahí está el Pokémon, vendiendo millones como si no hubiera un mañana.

Microsoft dejando abandonada a sus dos consolas, Xbox One y La Triple X, solo sobreviviendo de los multiplataformas y sin dar un incentivo extra (que si, que el Xbox Game Pass está muy bien) pero el usuario de Xbox necesita juegos exclusivos para hacerle frente a una Sony imparable y una Nintendo Switch que no se cansa de sorprender. Sabemos que Phil Spencer y su equipo están volcados en la próxima generación, pero denle un último soplo de aliento a sus actuales consolas.

Y hablando de Xbox One, que feo es Crackdown, otro juego que debería estar en las decepciones más grandes del año, tanto que sin haber esperado nada de él, aun así decepcionó.

Y por último y no menos importante, es el Jump Force. Un juego que a día de hoy se le sigue dando cariño, pero es que los personajes se veían extraños con esas sombras realistas, paisajes hechos de forma genéricas con assets de Unreal Engine 4, y su gameplay machacabotones. Es un juego de peleas lamentable y que hirió la vena Otaku de todo gamer.

Aquí un resumen de todo lo que sucedió en el 2019, esperemos que este 2020, podamos sorprendernos con los grandes títulos que vienen de camino.

Feliz víspera de año nuevo y que la pasen bien.

Autor
Publicista de profesión, gamer de corazón, creador de contenido, amante de la tecnología, las redes sociales y todo lo concerniente al mundo de los videojuegos.

« | »