HD.com.do
Home Destacada

Hoy se lanza a nivel mundial Pokémon Espada y Escudo, la nueva entrega principal de la franquicia para Nintendo Switch, acompañada de muchas expectativas y sorpresas para todos los fans de la saga. Y que mejor que hoy para empezar a hablar sobre la historia de un videojuego que cambió la forma en como disfrutar el ocio electrónico.

Todo comenzó cuando Satoshi Taijiri, un joven apasionado a los videojuegos, junto a su amigo Ken Sugimori crearon una revista tipo fanzine (de fans para fans) en el cual probaban y analizaban videojuegos. Dicha revista se llamó Game Freak, y luego de años de éxito, la misma se convirtió en un pequeño estudio donde se empezaban a experimentar con desarrollo de juegos.

Game Freak, la revista de Satoshi Taijiri y Ken Sugimori

Satoshi Taijiri abrazando su tierno Pikachu

Satoshi logró llamar la atención de Nintendo, ya que este era talentoso en la electrónica, por lo que junto a su equipo se instalan en una de las oficinas de la gran N en Kyoto. Desde niño, Satoshi Taijiri coleccionaba insectos que recogía del bosque que quedaba próximo a su casa y los retenía en frascos. De esta idea nace el concepto de atrapar y coleccionar monstruos, por lo que sin pensarlo empezaron a diseñar el proyecto.

Pokémon en su forma análoga (colección de bichos)

Este proyecto, llamado Pocket Monster, fue presentado a Nintendo para desarrollarse en la Gameboy, siendo aprobado de inmediato por los altos dirigentes de la compañía.

El equipo de Game Freak tuvo como mentor al mismísimo Shigeru Miyamoto (creador de Mario, Zelda y otros personajes emblemáticos de Nintendo), quien aportó mayor dinamismo y carisma al proyecto.

Miyamoto, el mentor del proyecto Pocket Monster

En el proceso creativo se determinó lanzar dos cartuchos con contenido diferente, ya que Satoshi, en un momento de descanso vio como dos niños jugaban a la Gameboy, uno al lado del otro. Esta observación le dio la idea de compartir Pokémons entre diferentes consolas.

Primeros diseños de Ken Sugimori para Pokémon

Finalmente después de 5 años de desarrollo y en 1996, salieron a la luz las dos primeras versiones de Pocket Monsters (Roja y Verde) con 150 monstruos anunciados. Sin embargo el éxito de la saga no llegó hasta que Nintendo, con una publicidad agresiva, anunció que existía un nuevo monstruo adicional que no habían mencionado en ninguna revista o manual y que los mejores entrenadores podrían capturarlo.

Primeras entregas de la saga en Japón

Además de esto y para apoyar la campaña de marketing, lanzaron en conjunto con el juego un Trading Card Game y diversos comics basados en la nueva franquicia. Inicialmente el juego no tuvo éxito, pero al alcanzar un año, se había llegado a la marca de millón de copias.

Las Trading Cards de Pokémon

Al ver este hecho, Nintendo decidió enviar la serie a occidente. El nombre fue abreviado a Pokémon debido a que había una serie de Mattel (compañía de juguetes) conocida como Monster in My Pocket. Los juegos fueron cambiados de color también a Pokémon Red y Blue, convirtiéndose en un éxito en los Estados Unidos, con más de 200,000 copias vendidas en la primera semana.

Así llegó Pokemon a EEUU y el resto del mundo.

El eslogan de la serie en Japón fue ¡Vamos a conseguir Pokémon! (Pokemon Getto Daze!?), el cual se hizo famoso. En los Estados Unidos, esta frase es conocida como “Gotta Catch’em All!”, en Latinoamérica como “¡Atrápalos ya!” y en España; “¡Hazte con todos!”.

La franquicia fue reconocida a nivel mundial, gracias a una serie animada que se lanzaría conjuntamente con el juego de Gameboy. El anime, que aun sigue vigente hoy en día, ayudó significativamente a propagar lo que se llamaría la fiebre amarilla (por el Pokémon amarillo Pikachu, que era el personaje insignia de la franquicia).

El anime de Pokémon ayudó enormemente en que se popularice la saga

De ser un juego, Pokémon se convirtió en una de las marcas más rentables del entretenimiento a nivel mundial, gracias a toda clase de productos que salían pertenecientes a la franaquicia, desde películas, merchandising de todo tipo, campañas con otras marcas, conciertos, y por supuesto, muchos videojuegos principales y spin-offs.

Merchandising de los monstruos de Bolsillo

Todo esto ha dejado una huella en la cultura popular moderna, convirtiendo a Pokémon en iconos sociales. Ejemplo de ello fue el lanzamiento de Pokémon Go en 2016, una aplicación celular que reavivó la fiebre por los monstruos de bolsillo, tanto que se convirtió en un fenómeno viral, impulsando masivamente a la gente a salir a las calles a atrapar Pokémons.

Miles de personas se han lanzado a las calles a capturar Pokémon.

Pikachu, icono cultural de Japón y el mundo.

En la actualidad, Pokémon goza de una legión eterna de fans que disfrutan sus juegos día a día, y que cada año esperan un nuevo juego o medio de entretenimiento relacionado a su franquicia favorita. De los 151 monstruos, ya tenemos más de 800 criaturas esperando a ser capturadas.

Si, son muchos Pokémons

Hoy es un momento perfecto para jugar Pokémon, en cualquiera de sus entregas y poder atraparlos a todos!

Autor
Publicista de profesión, gamer de corazón, creador de contenido, amante de la tecnología, las redes sociales y todo lo concerniente al mundo de los videojuegos.

« | »