HD.com.do
Home Destacada

Como todos los años, Noviembre ha llegado y con él muchas cosas, como son las decoraciones navideñas, el sentimiento de que el año ya se está acabando y las tradiciones americanas que por alguna razón el dominicano ha adoptado con mucho deseo, como es la Cena de Acción de Gracias (Thanksgiving) y su hermano no tan amable, el Viernes Negro o Black Friday.

¿Qué es el Black Friday?

Se conoce como Black Friday o “Viernes Negro” al día que da comienzo a la temporada de compras navideñas en Estados Unidos. Tiene lugar un día después del día de “Acción de gracias”, que se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre.

Algunos atribuyen el nombre a que en este día comienza la época en la que los comercios consiguen cambiar los números rojos por negros.

Otros, sin embargo, aseguran que el adjetivo “negro” tiene su origen en el 19 de noviembre de 1975, cuando The New York Times utilizó por primera vez el epíteto haciendo alusión a los problemas del tránsito y el caos que se habían producido aquel año en la ciudad debido a los descuentos del día posterior a “Acción de gracias”.

El “viernes negro” no es oficialmente un día festivo, pero muchos empresarios ven este día como un día festivo junto con el Día de Acción de Gracias, dándoles el día libre a sus empleados, de hecho incrementando el número total de potenciales compradores. Habitualmente ha sido el día (único) de mayor movimiento comercial de todo el año desde el 2005.

En el 2013, aproximadamente 141 millones de personas en los Estados Unidos compraron durante el viernes negro, gastando un total de 57 400 millones de dólares, con ventas de la red llegando a 1 200 millones de dólares.

¿Desde cuándo se celebra?

El término tiene su origen alrededor de 1961 entre los oficiales de policía encargados de la regulación del tráfico en la ciudad de Filadelfia. Se extendió por todo Estados Unidos a partir de 1975.

¿Cuándo es el Black Friday 2019?

Este año será celebrado el viernes 29 de noviembre.

Estrategias para el Black Friday

En general para estas festividades comerciales, es bueno saber qué se quiere, cuánto cuesta  y más que nada saber si es totalmente necesario el comprarlo, pero como la carne es débil y por más que se quiera siempre se compra aunque sea algo, aquí hay dos consejos que considero primordial para el Black Friday.

  • Compare los precios de los mismos productos entre diferentes tiendas minoristas.

Busque un artículo específico en los sitios web de varias tiendas o compare sus anuncios impresos. Averigua dónde puedes sacar el máximo provecho de tu dinero eligiendo la tienda que tiene el precio más barato para un artículo.

Algunos minoristas igualarán los artículos de otras tiendas, por lo que es posible que pueda hacer un viaje de una sola parada si una compañía iguala los precios de otras.

Asegúrese de traer pruebas, en forma de un anuncio impreso o el precio del sitio web, del artículo a igualar el precio a la tienda donde planea comprarlo. Esta documentación ayudará a evitar confusiones o disputas que puedan surgir de instancias como precios o etiquetas incorrectos.

  • Quédese en casa y compre en Internet.

En nuestro país no se da ese estilo de estampida de compradores como se da en Estados Unidos, sin embargo la cantidad de personas en la calle y en tiendas es de temer, tanto como para visitar las tiendas como por seguridad general.

Si temes la idea de desafiar a las multitudes, haz tus compras del Black Friday en línea. Eliminarás el trato con largas colas o compradores frenéticos y aún así podrás obtener grandes ofertas. Algunas compañías pueden incluso ofrecer envío gratuito u ofertas exclusivas en línea el Black Friday.

Críticas al Black Friday

Como todo evento social o festivo, por más cosas buenas que traiga, también viene con sus realidades negativas. Este cuasi día festivo por una parte, ha sido acusado por consumidores y defensores del consumidor de fomentar un estilo de vida consumista basado en el endeudamiento y las compras impulsivas.

Por otro lado, numerosos comercios han sido acusados de inflar los precios unos días, semanas y hasta meses antes para luego bajarlos durante el Black Friday. De esta manera, los descuentos aplicados durante el Black Friday en realidad no son tales o son mucho menores de lo anunciado, lo que sería una forma de publicidad engañosa.

Otra de las críticas generales proviene de la cantidad de residuos que se generan durante el Black Friday, paquetes, embalajes y demás envoltorios. Así como la contaminación que se produce por los coches en el transporte de los mismos.

Autor
Administrador de Empresas con Maestría en Dirección de Proyectos. Experiencias en los sectores de Prevención de Lavado y Financiamientos del Terrorismo además de la banca dominicana. Cinéfilo, Otaku y Gamer. Apasionado en temas de cultura, tecnología y finanzas.

« | »