HD.com.do
Home Destacada

El deporte profesional está abocado a depender de la tecnología cada vez en mayor proporción. Su uso ha cambiado la forma de interpretar y percibir el juego desde punto de vista de los deportistas y también de los aficionados desde el otro lado de la pantalla. El último ejemplo lo podemos encontrar en el VAR, el sistema de vídeo arbitraje que marcará el devenir del fútbol en el futuro.

El VAR ha llegado al mundo del balompié para quedarse. Este asistente tecnológico es de gran ayuda para el árbitro que dirige un partido, como está quedando patente en el transcurso de la Copa del Mundo 2018. El procedimiento es el siguiente. Los colegiados del VAR analizan, delante de varias pantallas y con varias tomas, acciones puntuales en una sala y, mediante un transmisor de sonido, trasladan sus impresiones ante una acción dudosa a su colega. El árbitro principal, que siempre tiene la última palabra, puede guiarse por el criterio de los asistentes o desplazarse hasta una banda para ver por sus propios ojos lo que ha sucedido en un monitor. De esta forma, puede determinar con mayor precisión si hay penalti, si existe fuera de juego en una jugado, el color de una tarjeta y el infractor exacto de una falta.

Tiene gran utilidad. Sin ir más lejos, gracias al VAR la selección de España accedió a los octavos de final como primera del Grupo B por delante de Portugal, aunque a la postre le sirvió de poco porque se marchó a casa tras caer con Rusia en la primera ronda de eliminatorias directas. De lo que no hay duda es que con las cámaras instaladas en todo el campo al servicio del VAR, no se repetirá en esta edición un campeón en las mismas circunstancias que en 1966 cuando Inglaterra derrotó a Alemania en la final con un gol que no entró. La tecnología impartirá mayor justicia, aunque al final los que marcan la diferencia son los jugadores. En este sentido, Brasil y Francia tienen más estrellas que nadie entre los supervivientes en el torneo y por eso están más cerca en las apuestas deportivas de salir campeones y sustituir en el palmarés a Alemania.

Sustituye al ‘Ojo de Halcón’

La Copa del Mundo 2018 está sirviendo de banco de pruebas para el VAR y serán varias las competiciones domésticas las que recurrirán a su colaboración de cara a la temporada venidera, como es el caso de LaLiga Santander. Hace cuatro años, se usó la tecnología conocida como ‘Ojo del Halcón’ que solo permitía resolver las dudas relacionadas con un posible gol fantasma, por lo que ha desaparecido del día a día de los torneos internacionales de mayor prestigio para ocupar el VAR su lugar.

No obstante, no es la única novedad tecnológica en Copa del Mundo 2018. La de Rusia se ha convertido en la primera cita mundialista que se retransmite en calidad 4K en algunos países. La definición de la imagen es mucho mayor y, por tanto, se percibe con más detalle todo lo que sucede dentro de un recinto deportivo.

A %d blogueros les gusta esto: