HD.com.do
Home Destacada

Huawei continúa demostrando por qué es uno de los fabricantes de teléfonos inteligentes que más vende unidades en el mundo, y es que han sabido como conjugar buenas especificaciones técnicas, un diseño y elección de materiales premium, con un precio que no hay que pensarlo mucho. Quizás hace uno o dos años algunos ni siquiera sabían como pronunciar “Huawei”, pero es un hecho que ya no podemos alegar desconocimiento de esta marca y están listos para terminar de conquistar este lado del mundo, y con su P8 todo indica que estos chinos no vienen a jugar.

La línea P de Huawei se ha convertido en su niño mimado, sin dejar de lado la línea Mate, la cual va dirigida a un público que prefieren smartphones con pantallas ultra grandes. En el caso del P8 hablamos de un teléfono tamaño estándar, bueno, el nuevo estándar que es de 5 pulgadas.

Luego de varias semanas sacándole el jugo al Huawei P8, vamos a hacer un análisis completo como ya es tradición.

Diseño

Adiós al plástico que en sus inicios vieron los primeros modelos de la línea P, aquí Huawei continua apostando por el acabado en metal por atrás y en los extremos, y cristal en toda la parte frontal.

Todo el frente es de cristal, y cuando la pantalla está apagada esta se ve como una sola pieza negra, resaltando únicamente la luz LED de color que parpadea cuando tenemos alguna notificación pendiente de revisar.

Decidieron simplificar el diseño colocando todos los botones y ranuras en el lado derecho, lo cual para mi es una muy buena opción para fines de usabilidad. En la parte de abajo tiene las bocinas (aunque al parecer solo tiene una bocina en el lado izquierdo, y el derecho es solo decoración) y la entrada micro USB. Del lado izquierda tiene únicamente las divisiones de las antenas, mientras que en la parte superior el jack de los audífonos y un micrófono para cancelación de ruidos durante las llamadas.

Volteamos, y en la parte trasera vemos metal que solo es interrumpido por una franja oscura que parece ser la única parte de plástico satinado que tiene el equipo, donde se encuentra la cámara y el flash.

Por los materiales utilizados, el P8 resulta más pesado que otros teléfonos similares, y respecto a los golpes les puedo decir que durante el tiempo de las pruebas no se utilizó ningún forro y solo se pueden notar algunas marquitas de uso en los bordes de la pantalla, lo cual es muy bueno tomando en cuenta que sufrió dos o tres caídas, pero nada grave.

Pantalla

El Huawei P8 tiene un pantalla de 5.2 pulgadas con resolución Full HD 1080×1920, con una densidad de 424 pixeles por pulgadas. A esto se suma un buen ángulo de visión, así como excelente reproducción de colores y nivel de brillo que permiten disfrutar de los contenidos mostrados en pantalla prácticamente en cualquier situación de iluminación.

Pero no solamente se ve muy bien, sino que además cuenta con tecnología Corning Gorilla Glass 3, siendo una de las pantallas más resistentes a caídas y rasguños que se puede encontrar actualmente en el mercado.

Si eres de los que suda mucho las manos este prácticamente no acumula manchas de grasa de nuestras manos, por lo que no necesitarás estar limpiándolo constantemente.

Desempeño

En cuanto a desempeño estamos hablando de un pequeño monstruo Cortex-A53 quad-core a 2GHz con 3GB de memoria RAM, suficientes para correr lo que sea que se pueda instalar en un equipo Android en la actualidad y que no se agache, y confirmado, nunca sentí lag utilizando muchas aplicaciones y cambiando entre una y otra constantemente.

A nivel de espacio cuenta con 16GB, el mínimo que ahora mismo yo recomiendo para tener una experiencia prácticamente sin preocupaciones, pero además se puede utilizar una memoria microSD de hasta 128GB, creo que no se puede pedir más.

Con todos los reviews míos de equipos Huawei que han visto últimamente, no es un secreto que no me gusta la personalización Emotion UI  que estos traen. En el caso del P8 viene con la versión 3.1, que aunque no puedo negar que trae muchas cosas buenas y útiles, como gestos con múltiples dedos, particularmente a mi no me gusta la forma en que esta intenta alejarse de la lógica básica de como funciona Android, e intenta convertirlo en iOS. Me resulta incómodo sobre todo en términos de organización de las apps, ya que Android deja tener en el desktop (o en varios desktops) las apps que queremos y el resto está en el botón “Apps” de abajo en el centro. En Emotion UI no hay manera de conseguir eso.  Por suerte siempre podemos instalar el Launcher nativo de Android y ponerlo a funcionar como Google dice que es, así que es lo primero que recomiendo que deben hacer a la hora de adquirir y prender este equipo.

Cámara

La cámara principal es de 13 megapixeles, pero no solo de eso es que podemos llevarnos, aunque en el caso del P8 los resultados de las fotos fueron muy buenos, incluso en ambientes de poca luz. Ayuda mucho el hecho de que cuenta con un flash duo tono que ayuda a que la piel salga con una tonalidad natural al tirar las fotos con flash. También hay que sumar que tiene estabilizador óptico de imagen, algo que ni siquiera el iPhone 6S tiene (el 6S Plus si). Pero sean ustedes los jurados de las imágenes capturadas.

El video es también muy bueno, graba Fulll HD 1080p a 30 cuadros por segundo, aunque el autoenfoque se comportaba un poco extraño cuando se filmaban objetos en movimiento, enfocando y desenfocando constantemente.

La cámara frontal es mejor que la cámara principal de muchos otro equipos, ya que cuenta con una de 8 megapixeles que graba video Full HD 1080p. No esperen resultados sorprendentes en ambientes con poca luz pero hace un muy buen trabajo.

El software de la cámara es bastante fácil de utilizar y cuenta con todas las funciones más comunes, pero si necesitamos más es posible entrar a las configuraciones y usar opciones más avanzadas y detalladas.

Mi única queja con la cámara es que el autoenfoque en ocasiones no es tan rápido como quisiera, y un par de veces me pasó que la foto duraba mucho para disparar y a veces pensaba que ya la había tirado y luego de que bajaba el celular era que disparaba, por lo demás muy buena cámara y ustedes son testigos.

Batería

Yo me había ya mal acostumbrado a que las baterías de los celulares de Huawei duraran todo el día y era lo que estaba esperando del P8 con su batería no removible de 2680 mAh, pero no fue así. Entiendo que le di un uso como el que le doy a todos los equipos que utilizo (por encima del usuario promedio) pero no me llegaba hasta la tarde, tenía que cargarlo constantemente para poder llegar al final del día.

No se si tenga que ver, pero es probable que la función que constantemente verifica que el wifi al que estamos conectados tiene una conexión estable para sino cambiarnos a la data del celular sea la culpable, pero estoy hasta cierto punto algo decepcionado con el rendimiento de la batería. Entiendo que con este equipo, a menos que estemos siempre en lugares donde podemos cargarlo, es necesario andar con un cargador portátil por si acaso.

Vistazo
Diseño - 9
Pantalla - 10
Desempeño - 9
Cámara - 9
Batería - 6
Autor
Fundador de HD.com.do. Entusiasta de la tecnología, cine, rock, beisbol, CrossFit, entre otros. Vasta experiencia en diseño gráfico, diseño y programación web. Específicamente HTML, CSS, PHP, MySQL, MS-SQL, Adobe Creative Suite.
A %d blogueros les gusta esto: