Review del Samsung Gear Fit

samsung-gear-fit

Después de varias semanas utilizando la banda inteligente Gear Fit de Samsung, es hora de hacerle un análisis completo a este innovador producto en la nueva y prometedora categoría de “wearables”.

Antes de entrar a detallar dividiendo en secciones, les comento que este accesorio cuenta con una certificación IP67, haciéndolo resistente al agua y al polvo. La forma en que se comunica con nuestro smartphone o tablet es vía Bluetooth 4.0 LE, lo que hace que sincronice rápido y soporte distancias largas entre ambos.

La lista de dispositivos Samsung con los que es compatibles es larga, actualmente funciona con los Galaxy S5, Grand 2, Note 3, Note 3 Neo, Note 2, S4, S3, S4 Zoom, S4 Active, S4 mini, Mega 6.3, Mega 5.8, Note 10.1 (2014), NotePRO (12.2) y TabPRO (12.2/10.1/8.4).

Diseño

Creo que el diseño es su punto más fuerte, estamos hablando de un dispositivo que parece salido de uno de esos prototipos de diseñadores que salían en Internet y que parecían solo un sueño cuando todavía no habían relojes inteligentes en la calle.

Tiene una pantalla touch AMOLED curva de 1.84 pulgadas, con un borde de metal que le da el toque perfecto para que no pase desapercibido a las miradas.

Del lado derecho cuenta con un único botón bien discreto, el cual sirve para prenderlo. En la parte trasera tiene el lector de ritmo cardíaco y el puerto donde se coloca el adaptador para cargarlo.

La banda de goma es intercambiable y existe una buena cantidad de colores diferentes que se venden por separado. Es muy útil para poder también utilizar la misma banda en cualquiera de las manos.

Software

Su operación es completamente touch, y como cuenta con acelerómetro, con solo mover la muñeca a la posición de uso la pantalla en la mayoría de los casos se activa.

Utilizando la aplicación Gear Fit Manager, es posible modificar el estilo de esta con facilidad, ya sea eligiendo una imagen o color de fondo de las opciones disponibles, o eligiendo nuestra propia imagen. De igual manera podemos cambiar el diseño del reloj. Todo esto desde la comodidad del smartphone o tablet y automáticamente aplicado a nuestro Gear Fit. Así mismo podemos cambiar el orden de los íconos.

Por el hecho de que la pantalla sea rectangular con una relación de unos 3:1 respecto al largo por ancho, resulta un problema en algunas situaciones, porque si lo usamos de manera horizontal es muy difícil colocar la mano en una posición donde el uso y la lectura sea cómodo, y si lo usamos vertical, si es muy cómodo utilizarlo, pero leyendo notificaciones una sola oración se divide en muchas líneas cortas y no es tan funcional en ocasiones.

gear-fit-horizontal-vertical

Como SmartWatch

Aunque es una banda que por su nombre se supone que tiene orientación al mundo del fitness, esta viene con muchísimas funcionalidades que lo hacen un SmartWatch. Primeramente tiene las notificaciones, las cuales pueden configurarse desde la aplicación Gear Fit Manager. Desde aquí podemos activarlas o desactivarlas, configurar el comportamiento de estas y elegir cuales apps enviarán notificaciones a nuestro Gear Fit. Muchas de estas configuraciones se pueden también manejar desde la Gear Fit, pero realmente resulta más cómodo hacerlas desde el smartphone.

En cualquier momento podemos ver todas nuestras notificaciones divididas por apps y desde cualquiera de estas podemos hacer que esta notificación se expanda o abra en nuestro smartphone, de esta manera no tenemos que buscarla y abrirla de manera manual.

gear-fit-notificaciones-por-apps

A nivel de apps que no necesitan de un smartphone para funcionar, tenemos un timer muy fácil y cómodo de utilizar, un cronómetro que acepta vueltas y un controlador de la música que esté tocando en el smartphone, permitiendo movernos entre canciones y controlar el volumen, el cual funciona también con Spotify en caso de que se lo estén preguntando.

apps

Además cuenta con la funcionalidad de “Find My Device”, la cual permite encontrar nuestro smartphone haciendo que emita un sonido y el flash empiece a destellar. Claro, esto funciona siempre y cuando esté dentro del alcance de la conexión Bluetooth, es para encontrarlo cuando estamos en un lugar y se nos ha caído o no recordamos donde lo pusimos.

Como pueden ver, muchas de estas cosas las hacen otros smartwatches de menor costo como el Pebble, pero aquí tienen la vistosidad de ser a color y con una pantalla touch.

Como SmartBand

Por el hecho de contar con sensores como acelerometro, giroscopio y monitor de ritmo cardíaco, se convierte en una banda que pudiera posicionarse como una de las principales en el mundo del fitness, pero sus limitadas funcionalidades y problemas graves de precisión lo dificultan.

El lector de ritmo cardíaco exige que se coloque en una posición extremadamente específica para que pueda funcionar y dura demasiado tiempo para dar el resultado, que cuando este falla resulta bastante frustrante. De igual manera si estamos muy sudados también da problemas de lectura, lo cual no tiene sentido si se supone que queremos que nos lea el ritmo en momentos donde estamos al límite y obviamente estaremos sudados. En cuanto a la precisión de la lectura no pudiera decirles, pero el hecho que prácticamente en el 50% de los casos no funcionaba ya es suficiente frustración.

gear-fit-lector-ritmo-cardiaco

La parte de Ejercicios tiene funciones para corredores, caminadores, ciclistas y hikers. De estas mis pruebas fueron realizadas con la parte de corredores y fueron un mayúsculo desastre. El hecho de que las funciones sean exageradamente básicas (la app de Nike por ejemplo es gratis y hace más cosas y las hace bien) no es nada en comparación con el nivel impresionante de inexactitud de la data que calcula. Mis corridas las medía todas con la Gear Fit y al mismo tiempo con la app de correr de Nike y les voy a poner aquí una una comparación de la última vez que corrí y verán de que les hablo.

Según GEAR FIT Según NIKE
 1.82 KM / 4’40”  1.08 KM / 7’44”

Cuenta además con un podómetro para contar los pasos la cual no utilicé, pero juzgando por la experiencia del resto de los usos de fitness no creo que esta función lo vaya a salvar.

Esta data se sincroniza en nuestro celular con la app Fitness with Gear, pero no la encuentro muy cómoda de utilizar ni que brinde información importante o de una manera lo suficiente entendible.

Como banda para fitness la Geart Fit necesita MUCHO trabajo aun.

Batería

gear-fit-bateria-1

Según las especificaciones técnicas dice que en uso normal dura de 3 a 4 días y en bajo uso puede durar hasta 5. A mi por lo regular me duraba de 2 a 3 días, lo cual considero que es un tiempo decente. Mi único inconveniente es que para cargar el Gear Fit debemos utilizar una pequeña pieza que se coloca en la parte de atrás y a esta le colocamos el cable de carga. Si esta pequeña pieza se pierde estamos en problemas porque no tenemos otra forma de cargar y esa pieza prácticamente no aparece.

gear-fit-bateria-2

Conclusión

La Samsung Gear Fit cuesta en promedio 200 dólares. Su punto más fuerte es el diseño y el hecho de que cuenta con una pantalla touch a color, pero a nivel de funcionalidades no sobrepasa a soluciones más baratas como el Pebble. No cuenta aun con una especie de tienda de aplicaciones por lo que por el momento lo que trae es lo único que puedes conseguir. A nivel de fitness es un completo desastre y ninguna de las funciones que trae sustituye los accesorios que ya los deportistas utilizan y que si les funcionan. Creo que es demasiado dinero para lo que hace. Ahora, si eres una persona que anda buscando un smartwatch bonito y que hace esa función de una manera decente, o simplemente eres un early adopter, ahí si creo que es una muy buena compra.

Imagen por defecto
Hipólito Delgado
Fundador de HD.com.do. Entusiasta de la tecnología, cine, rock, beisbol, CrossFit (CF-L1), entre otros. Experiencia en diseño gráfico, diseño y programación web.
Artículos: 3146