HD.com.do
Home Opinión

windows8.1

Parece mentira, ya  recuerdo por esos tiempos con 14 o 15 años, un joven entusiasta, amante de la tecnología, disfrutando de aquellas innovaciones, 256 MB de RAM, procesador a 800 MHz, 40 GB de disco y fajado en la Web, con mi super conexión Dial Up de Verizon, a 4Kb/s de bajada, descargando alguna canción por ares, o algún programa para optimizar el rendimiento de mi PC, Y ROGÁNDOLE A DIOS que nadie llame a la casa y me tumbe la conexión y tener que volver a comenzar la descarga desde el principio.

Como olvidar las incontables noches en vela, que por estar privando en técnico, había leído un dichoso tutorial para resolver el problema de mi PC, y terminar enojado conmigo mismo y diciendo cosas como “La hubiera dejado así – antes por lo menos prendía – ta bueno tirarla por tieto – ahora no dice NA esta …. etc”. Ya al día siguiente y más calmado, terminaba resolviendo el problema y creyéndome un magnate de la tecnología, ¡Un GURU!

Hoy, 7 años después y buenas inversiones, cuento con un Procesador Quad Core, a 3.1 c/núcleo. 6GB RAM DDR3, gráfica con tecnología DDR5 y conexión de 3Mb/s. ¡QUE CAMBIO! Solo el procesador es como 56 veces más rápido.

Así mismo, como nuestras PC, Windows ha evolucionado, desde pantallas grises y escasas gama de colores, al moderno Windows XP con sus pantallazos azules. Del XP al Vista, que a pesar de su fracaso en rendimiento, revolucionó la apariencia y el diseño de Windows, nos dejó el AERO. Luego pasamos al W7, donde conocimos el mejor sistema operativo de Microsoft, y quizás el mejor del mundo, hasta llegar al arriesgado Windows 8 y su nuevo modo Metro.

Si siguen este blog, ya recordarán cuando por allá, en enero de 2012 les contaba como seria el nuevo Windows 8, que aun estaba en su fase Alpha, y ya el dia de hoy, casi dos años después utilizándolo y ya en su versión Windows 8.1, es prudente analizar la evolución, del actual proyecto de Microsoft.

El punto no era ponerlos melancólicos, mas bien para que vean que las cosas tienen que cambiar. Todos queremos un sistema que lo haga todo y se adapte a todo lo que venga, Microsoft lo sabe, y W8 es su respuesta.

Windows 8: la evolución según Microsoft

No pienso aburrirlos con términos técnicos que podría decirles pero que solo 1/4 de los lectores entenderían así que aquí vamos, esto es un mini análisis para usuarios promedio de PC, que piensan pasar a Windows 8.

En su version 8.1, Microsoft se ha fajado, y lo digo en serio, ¡SE HA FAJADO!  Y ha escuchado las críticas más relevantes de los usuarios de la versión original, ha devuelto el botón de inicio (cosa que no me gustó) y ha optimizado de una manera muy pulida, podemos considerarlo un sistema maduro y listo para los usuarios.

El rendimiento en modo escritorio es óptimo, ligeramente más eficiente que W7 en muchos sentidos, sin embargo en el modo Metro sigue faltando algo, tiene demasiadas animaciones al cambiar de una app a otra, te cansas y terminas volviendo al modo escritorio y usando otra aplicación clásica.

El arranque es espectacular, sin embargo, no es constante, a veces enciendo el PC y todo arranca en segundos, otro día se toma su tiempo, como todo clásico Windows sin ninguna razón aparente.

El modo Metro es lo nuevo, sin embargo, se nota que hasta ahora es solo un proyecto a largo plazo. No deja de ser, ni dejará de ser unos cuantos dibujitos y aplicaciones bonitas, hasta que la comunidad de desarrolladores saquen todo su potencial, que sin duda lo tiene.

La Compatibilidad, este tema es esencial principalmente para los que hacen de su PC un negocio. Les cuento que W8 tiene la misma compatibilidad que W7, sin embargo algunos programas que utilizan muchos centros de nuestro país para facturación basados en CMD, fallan constantemente en este sistema. Impresoras, y otros periféricos, siguen corriendo sin ningún problema aunque oficialmente no sean compatibles.

El nuevo menú inicio, es este el protagonista de W8, es donde comienza la experiencia del modo Metro, y razón de que muchos usuarios no han decidido migrar al nuevo sistema operativo. En relación a la versión original de W8, el menú inicio ha mejorado, principalmente en el apartado de personalización. Pero siguen sin convencerme a la hora de realizar una búsqueda para encontrar mis aplicaciones.

El sistema se nota más ligero, inclusive que W7, pero no se engañen, si no poseen al menos 2GG DDR2 de RAM y procesador dual core, no crean que van a volar como lo hacían con Windows XP.

La tienda de aplicaciones sigue siendo muy pobre, sin embargo, no se puede negar que está creciendo, y ya podemos encontrar aplicaciones útiles para diversas tareas, pero sigue siendo un crecimiento mediocre para ser Windows.

Hay una mayor integración de las notificaciones de las redes sociales (ya cuenta con apps oficiales de Twitter y Facebook ). Se agradece la sincronización de los correos con el sistema. Se maneja mejor la calidad en pantallas de gran tamaño/resolución.

La Surface

La Surface, el PC-Tablet de Microsoft, está llamada a ser el propulsor de W8, sin embargo, la acogida es muy pobre en comparacion con otros dispositivos. Y es que sigo pensando que el problema de Microsoft es la falta de capacidad para vender lo que tienen. Un problema común, que se repite en Windows 8, Windows Phone8 y la Surface. No puedes vender una tablet a precio de una PC, ni puedes vender un PC como un tablet. Debes vender un híbrido, sino, pregúntenle a Samsung y su Note.

 En conclusión:

Windows 8.1 ha mejorado, se han hecho modificaciones para que el sistema sea más intuitivo para el usuario final promedio, se ha pulido, pero se debe tener en cuenta, que esto es un nuevo proyecto que irá mejorando y evolucionando, como lo hizo en su día Windows Vista a 7.

Falta mucho camino por recorrer, sin embargo, Microsoft va por buen camino, y como todo cambio, no todos están de acuerdo al principio. Dejen sus inquietudes en los comentarios, y si es necesario se hará una segunda parte de este análisis.

A %d blogueros les gusta esto: