HD.com.do

Ya estamos en noviembre y en sitios como Amazon empiezan a calentar los motores para las ventas de fin de año. Y si lees HD a menudo es muy probable que estés pensando en cambiar tu computador o darle nueva vida con una actualización general de software.

Y ya que estamos en renovar, ¿por qué no cambiar a un sistema operativo más abierto y moderno? Linux ha demostrado una y otra vez ser excelente sistema operativo para casi cualquier plataforma y para cualquier aplicación. Aquí les dejo 10 razones para instalarlo y darle una probadita en su próximo equipo o para revivir la Pentium 4 o Duron de la casa.

  • Gratis: Linux no cuesta nada, puedes bajarlo, quemarlo en un CD/DVD o pasarlo a la USB sin riesgo de ser condenado por piratería de software (si, es un delito piratear programas). Y en vista de las pretensiones del nuevo gobierno, cada centavo que te ahorres cuenta.
  • Diverso: ¿No te gusta el Unity de Ubuntu? No hay problema, GNome, KDE, XFCE o cualquier otro puede hacer de sustituto. En Linux no estas limitado a un solo ambiente o tecnología, cuando una no te resuelve la puedes cambiar por la otra tan fácil como 1-2-3.
  • Personalizable: El hecho de ser código abierto ha permitido a una gran cantidad de modificaciones a las diferentes inferfaces de Linux tanto para su ambiente gráfico como en el modo texto. El sistema se puede adaptar a las más diversas formas de uso.
  • Código abierto: Si quieres saber como funciona cualquier parte del sistema solo tienes que ver el código fuente. Si tienes una idea de como mejorarlo lo puedes hacer y distribuir versiones modificadas. ¿Puedes hacer eso con Windows o Mac? No legalmente.
  • Confiable: La mayor parte de Internet corre en Linux. ¿Por qué? Porque no falla tanto como otras plataformas. En contadas ocasiones es necesario reiniciarlo por el fallo de un componente. Reinicias el programa que ha fallado y listo.
  • Rápido: En el universo Linux los programas tienden a usar menos recursos de hardware. XFCE por ejemplo es un escritorio ligero para los que no tienen una tarjeta con las últimas tecnologías gráficas. Incluso es posible correr Debian en 32MB de RAM.
  • Seguro: Si se siguen unas cuantas reglas básicas de seguridad será difícil comprometer tu equipo y convertirlo en un zombie como la mayoría de PCs con Windows.  ¿Malware? Salvo unos cuantos experimentos de laboratorio en Linux no hay esa clase de problemas. Es incluso más raro que en Mac OS.
  • Soporte: Si tienes problemas siempre vas a encontrar ayuda en listas de correo, IRC, sitios web, etc. La comunidad de usuarios seguro tendrá una respuesta.
  • Siempre mejorando: Las actualizaciones son más rápidas. Siempre hay desarrolladores trabajando en cosas nuevas y en resolver los problemas que hayan surgido con anterioridad.
  • Compatible: Linux funciona con casi todo el hardware existente. ARM, PowerPC, x86, AMD64, para cada arquitectura y dispositivo hay alguna forma de Linux. Casi todo lo que conectes trabajará al instante.

Ya sea Ubuntu, Mint, Debian o Fedora; la distribución que instales te dará el mayor control que jamás has tenido sobre tu ambiente de computación. Con Linux las posibilidades son prácticamente interminables. El límite lo pones tú.


« | »