HD.com.do
Home Gadgets

El Instituto Tecnológico de Santo Domingo, INTEC, inauguró su primer Laboratorio de Nanotecnología para investigación, enseñanza y servicios a sectores productivos, con tecnología única para identificar de qué están compuestos los materiales y la presencia de metales pesados.

Con una inversión de RD$16 millones del INTEC y del Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDOCyT) del Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCyT), el laboratorio cuenta con un difractómetro de rayos X y equipos con softwares de simulación de las propiedades de los materiales.

Esta tecnología permite saber cuál es la identidad y la estructura de los compuestos presentes en los materiales analizados porque toma una radiografía a una escala imperceptible para el ojo humano (nanométrica), que garantiza precisión en sus resultados.

Nanotecnología es el descubrimiento de materiales funcionales a nanoescala, un rango de acción que puede abarcar desde una molécula hasta un virus.

La ministra de Educación Superior, Ligia Amada Melo, dijo que INTEC siempre ha estado como puntero y que este paso se suma al avance en infraestructura de laboratorios que la universidad ha tenido en los últimos dos años. “Las universidades que están invirtiendo en Ciencias Básicas están a la vanguardia del progreso; todos los sectores que se han desarrollado tienen una relación con ciencia, tecnología e investigación y este laboratorio se inscribe en esa línea”.

Rolando M. Guzmán, rector del INTEC, dijo que con la inauguración de este laboratorio INTEC se coloca a la vanguardia de la caracterización de materiales en el país, con cuatro laboratorios que realizan pruebas complementarias: Ensayos de Materiales, Modelado Molecular, Mecánica de Suelos y de Servicios Analíticos y Ambientales”.

“Las líneas de investigación del nuevo Laboratorio de Nanotecnología del INTEC son: energía renovable, agricultura, agua y sector textil”, dijo Guzmán. Uno de los retos es la interdisciplinariedad entre los investigadores para enriquecer los proyectos, pero se trata de una plataforma de oportunidades de servicios para la industria.

El laboratorio fue inaugurado por la ministra, la presidente de la Junta de Regentes del INTEC, Ana María Ramos, el rector, el vicerrector de Investigación y Vinculación, Julio Sánchez Maríñez, la vicerrectora Académica, Leandra Tapia, el vicerrector Administrativo y Financiero, Alfonso Casasnovas, la decana del Área de Ciencias Básicas, Leticia Mendoza, el ex rector del INTEC Miguel Escala, el decano saliente de Ciencias Básicas, Félix Lara, Melvin Arias, físico encargado del laboratorio, Andrea Paz, directora de Investigación, Ailín Lockward, directora de Prestación de Servicios, y Patricia Portela, entre otras autoridades del INTEC.

El INTEC busca aplicar la nanotecnología a la creación materiales que permitan fabricar baterías recargables, un dispositivo que aporte a la solución de problemas asociados a la falta de energía en el país. Un equipo encabezado por Melvin Arias, PhD, del Área de Ciencias Básicas y Ambientales, investiga las Nanoestructuras 1D de LiMxMn2-xO4  (M=Co, Ni, Cr, Fe, Al) para baterías recargables de ion-litio mediante la técnica “electrospinning” a partir de sol-gel.

Laboratorios complementarios

El Laboratorio de Nanotecnología complementará de manera más precisa y eficiente los servicios de cuatro laboratorios:

  • Laboratorio de Ensayos de Materiales: hace pruebas de calidad a materiales de construcción y madera, con equipos cedidos por DIGENOR que se apoyan también en una completa base de datos de propiedades de los materiales.
  • Laboratorio de Modelado Molecular: realiza simulación (a través software) de las propiedades físicas, biológicas y químicas de una sustancia a nivel molecular, lo cual permite diseñar fármacos y agroquímicos en computadora.
  • Materiales de Construcción y Mecánica de Suelos: realiza pruebas de mecánica de suelos y calidad de agregados y hormigón.
  • Laboratorio de Servicios Analíticos y Ambientales: analiza todo tipo de pruebas físicoquímicas en muestras de agua, aire y sedimentos para determinar su calidad. 

Ventajas de los servicios

La caracterización de materiales es un servicio cada vez más demandado por sectores productivos de alto crecimiento en el país, como minería, construcción, medio ambiente, sector farmacéutico, también agricultura y la Policía Científica, que podrían beneficiarse del análisis de muestras en unas dos horas, a menor costo que en laboratorios de países como México, Estados Unidos o Puerto Rico, donde suelen enviarse.

El laboratorio es el primer gran fruto de una investigación iniciada en 2010 con apoyo del MESCyT para diseñar nuevos materiales para fabricar baterías recargables de ión-litio, cuya producción se propone ser más amigable para el medio ambiente que las baterías tradicionales porque generarán menos desechos y no tendrán plomo, más rentable para la industria, más económica para los consumidores. La investigación está en desarrollo y se apoyará en el difractómetro de rayos X, que ya está en funcionamiento apoyando estudios de otras universidades de manera colaborativa.

¿Qué es la nanotecnología?

Nanotecnología es el descubrimiento de materiales funcionales a nanoescala. El rango de acción que entienden los científicos como nanotecnología es de una molécula pequeña hasta un virus. Para tener una idea: un pelo humano tiene aproximadamente 100 micrómetros de diámetro, lo que es equivalente a decir 100,000 nanómetros.

La nanotecnología está revolucionando los sectores industriales: alimentación, agricultura, medicina, electrónica, informática, materiales, textil, cosméticos y manufacturas. La comida y los cosméticos los que más nanotecnología utilizan, seguidos de los textiles.

Los nanomateriales tienen mayor área superficial de contacto, son más rápidos, necesitan menos espacio, pueden resultar más baratos, más livianos y presentan propiedades diferentes que los de escala superior.

En República Dominicana

En República Dominicana las investigaciones e inversiones en curso sobre nanotecnología para agricultura y el sector textil pueden ser cruciales para el desarrollo dentro de los próximos 20 años. También las aplicaciones en energía alternativa como las celdas solares y baterías que usan nanotecnología, algunas de las cuales están disponibles en el mercado.

Nuestro potencial y el de mayor impacto social serían: el nanoalimento, nanoagricultura, nanofibras y nanomateriales aplicadados a celdas solares y a baterías recargables. Una población mundial cada día en aumento demanda más alimento, el uso eficiente del agua (ya que un 60% del agua del planeta se usa en la agricultura), así como el problema del transporte de la comida, en fin,  avances tecnológicos de última generación.

A %d blogueros les gusta esto: