HD.com.do
Home Cultura

Ahora Woody Allen nos transporta hasta Roma con un elenco de lujo: Alec Baldwin, Roberto Benigni, Jesse Eisenberg, Penélope Cruz, Ellen Page, entre otros donde está incluido él mismo.

Cada grupo de personas tiene su propia historia al mismo tiempo en Roma pero sin entrecruzarse. Es como si estuvieramos viendo una segunda temporada de Midnight in Paris. Algunos de estos son turistas, otros son locales, pero todos están viviendo una aventura que no tiene prácticamente explicación natural.

Leopoldo (Roberto Benigni), es un empleado de estos que son prácticamente personas invisibles al mundo, que tienen un patrón de vida diario que es exactamente el mismo, pero un día despierta y por motivos inexplicables es una persona famosa, reconocido en todas partes y es toda una celebridad.

Jack (Jesse Eisenberg) es un estudiante norteamericano de arquitectura en Roma que vive con su novia y un día caminando se encuentra con John (Alec Baldwin) quien se puede decir que es el arquitecto contemporáneo que él más admira y terminan siendo muy amigos, mientras que su novia Sally (Greta Gerwig) ha invitado a su casa a su mejor amiga Monica (Ellen Page), quien tiene algunos problemas personales, pero además tiene fama de enliarse con los hombres. Ahora John, quien va pareciendo que en realidad es un amigo imaginario de Jack, empieza a advertirle de que esa visita lo único que va a traerle es problemas a su relación.

Por otro lado Hayley (Alison Pill) está de turista y pidiendo unas indicaciones de como llegar a un lugar conoce a Michelangelo (Flavio Parenti), se enamora y se comprometen. Entonces sus padres Jerry (Woody Allen) y Phyllis (Judy Davis) viajan a Roma para conocer a la familia del novio de su hija. Jerry es un director de ópera retirado y el padre de Michelangelo, Giancarlo (Fabio Armiliato), es un tremendo cantante de ópera, sólo únicamente se atreve a hacerlo mientras está en la ducha. Ahora Jerry está convencido de que Giancarlo debe hacer algo al respecto con su talento natural.

Por último está Antonio (Alessandro Tiberi), quien acaba de llegar a Roma con su nueva esposa Milly (Alessandra Mastronardi) para iniciar en un nuevo trabajo bastante bueno. Antonio es lo que llamamos los dominicanos “un bolsa”, mientras que Milly es una ingenua. Milly sale a dar una vuelta y termina perdiéndose, mientras Antonio la esperaba ha entrado a su habitación de hotel por equivocación una prostituta (Penélope Cruz) y le vuela encima, y justamente ahí entra la familia de Antonio que iba a conocer a su nueva esposa y ante el gran problema el decide que la solución es fingir que esa prostituta era su esposa y les espera a todos un largo itinerario de actividades. A todo esto Milly se cruza con el legendario actor de cine Luca Salta (Antonio Albanese) y gracias a su ingenuidad no es muy difícil para este casanova meterla en un romance sin ella prácticamente darse cuenta.

Aunque no es la mejor película que he visto de Woody Allen últimamente es realmente buena, es una comedia bastante inteligente que a mi me mantuvo bien pegado de principio a fin. Actualmente la pueden ver en el Fine Arts de Novocentro, así que desde que puedan pasen a verla. Le doy 8 de 10.

A %d blogueros les gusta esto: