HD.com.do
Home Cultura

Otra película más dirigida por Tim Burton y protagonizada por Johnny Depp que se suma a la lista, entre las que están Edward Scissorhands, Sleepy Hollow, Charlie and the Chocolate Factory, Corpse Bride, Sweeney Todd, Alice in Wonderland, entre otras. En esta ocasión nos remontamos a 1752, donde Johnny Depp personifica a Barnabas Collins, cuya familia se está mudando a Estados Unidos desde Liverpool en Inglaterra para montar lo que sería un exitoso negocio pesquero. La familia Collins había estado seguida de algunas maldiciones en su historia y el haberse mudado de continente no sería la solución a ese problema, así que Angelique Bouchard (Eva Green), una mujer que no fue correspondida con el amor de Barnabas, le hizo una maldición que lo convirtió en vampiro y fue enterrado vivo desapareciendo por casi 200 años bajo tierra hasta que gracias a unas excavaciones es liberado.

En 200 años son muchas las cosas que han cambiado y Collinwood no es la excepción. El vuelve a su casa, donde vive una nueva generación de Collins, a diferencia de que están prácticamente en la quiebra y son un tanto disfuncionales. Aquí están Elizabeth Collins Stoddard, interpretada por Michelle Pfeiffer, quien es la cabeza de la nueva familia Collins; la Dr. Julia Hoffman, interpretada por Helena Bonham Carter, esposa del director Tim Burton que también aparece en muchas de sus películas y aquí es la siquiatra que está tratando de ayudar en los problemas por los que están pasando los Collins; Victoria Winters (Bella Heathcote) quien es una nueva empleada de la familia que viene a dar clases al problemático hijo David Collins y tiene un pasado interesante respecto a cosas sobrenaturales; además la hija Carolyn Stoddard, una adolescente rebelde.

Ahora el objetivo de Barnabas Collins es volver a llevar a su familia a la prosperidad que una vez vivió, pero no contaba con las dificultades que iba a enfrentar aparte de la adaptación a los nuevos tiempos y su necesidad de, como cualquier vampiro, alimentarse de sangre humana.

La película, aunque es una comedia, no cae en la comedia absurda. Es una comedia que prácticamente ronda en situaciones serias de una persona que reaparece en el mundo 200 años después y que obviamente se enfrentará a momentos que darán risa. Imaginen una persona que nunca había visto un televisor, vehículos de motor, calles pavimentadas, etc.

Dark Shadows estará en nuestras salas de cines a partir del jueves y gracias a una presentación especial pudimos verla un grupo de personas invitadas por Caribbean Cinemas en su remodelado cine de Acrópolis. Le doy 8 de 10.

A %d blogueros les gusta esto: