6 alternativas para compartir archivos fácilmente

Este es el caso: tenemos un archivo que queremos compartir con alguien más, del tipo que sea. Sólo queremos enviar ese archivo en específico, sin muchas complicaciones. Algunos pensarán que enviarlo por correo electrónico resuelve el problema pero ¿y si el archivo ocupa más de lo permitido en el sistema de adjuntos de tu correo? No podrás enviar ese archivo por esa vía, ya que generalmente esos servicios no permiten elementos de más de 25 MB. También está la situación de que puede que tu archivo sea menor que 25 MB, pero no quieres enviarlo por correo, sino por tus redes sociales o por un mensaje instantáneo. ¿Qué opciones hay?

Para estas situaciones puntuales, existen múltiples servicios en la Web que nos pueden servir. Es importante recalcar que no son servicios enfocados en el almacenamiento de archivos ni mucho menos. Son opciones destinadas más en el aspecto de compartir nuestros archivos de manera sencilla. Generalmente te darán la opción de cargar el archivo (o archivos) que deseas, y al final del proceso obtendrás un link que es lo único que tendrás que enviar a tu destinatario (ya sea por email, chat, mensaje directo en cualquier red social que uses, etc.) para que de esta forma tenga acceso al contenido que compartes.

Las siguientes son alternativas que puedes usar para enviar tus archivos, sin necesidad de registrarte (aunque si lo haces algunos ofrecen opciones adicionales, como subidas de archivos más pesados y analíticas), son fáciles de usar y sobre todo no cuestan ni un centavo.

Droplr

Bastante sencillo y elegante en su Web app. Sólo es necesario arrastrar el archivo que deseas compartir (o buscarlo directamente en la carpeta en donde lo tienes en tu computadora) y automáticamente se empezará a cargar. Cuando termine te entregará un link para compartir el archivo. Droplr está diseñado para compartir archivos pequeños, que no pasen de 25 MB, sin embargo su interfaz es limpia y con pocas distracciones. Si deseas puedes instalar su aplicación de escritorio disponible para Mac y Windows, o la correspondiente para dispositivos iOS (iPhone, iPod Touch y iPad).

Sitio Web: Droplr

Drop

Otro de los servicios sencillos y sin muchas complicaciones. No confundir con el anterior por el nombre. Con Drop sólo cargas tu archivo y listo, obtienes tu link para compartirlo. En este caso los mismos pueden llegar hasta los 50 MB de espacio. Si te registras en el servicio, te permiten enviar archivos de hasta 200 MB cada uno. Poseen aplicaciones de escritorio para Mac y Windows para subir archivos rápidamente y sin necesidad de abrir el navegador.

Sitio Web: Drop

Minus

Este es un viejo conocido. A pesar de que tiene un servicio de almacenamiento, también dispone de un apartado para los que sólo quieren compartir. A diferencia de los anteriores, puedes subir varios archivos al mismo tiempo y además, la capacidad de espacio de los mismos es mayor, ya que te permite subir archivos de hasta 2 GB cada uno. Es realmente multiplataforma, ya que además de su excelente servicio Web, tiene aplicaciones de escritorio para Mac, Windows y Ubuntu, así como para dispositivos iOS y Android, y por si fuera poco también tiene extensiones para Chrome y Firefox.

Sitio Web: Minus

Ge.tt

Con el podrás subir varios archivos a la vez para compartirlos. Si usas el servicio sin registrarte, solamente podrás cargar elementos hasta 250 MB y estarán disponibles por 30 días. Si abres una cuenta, la capacidad aumenta hasta los 2 GB (más que suficiente para mucha gente), permanecerán por 90 días y puedes monitorear cuántas personas descargaron el archivo. También tienen planes más avanzados de 5 GB, 40 GB y 100 GB pero pasando por caja. Por ahora sólo es accesible vía Web.

Sitio Web: Ge.tt 

WeTransfer

Este es uno de los que tengo poco tiempo conociendo pero puede ser igual de útil como todos los anteriores. Con WeTransfer tienes la posibilidad de enviar archivos sin tener que registrarte, hasta 2 GB por archivo y con un tiempo de permanencia de dos semanas, tiempo después del cual serán borrados de sus servidores. Sólo debes cargar tus archivos y colocar el email (o emails) de las personas con quien deseas compartir tus cosas.

Sitio Web: WeTransfer

PipeBytes

Para quienes suelen usar las redes P2P creo que esta opción les gustará. Con PipeBytes puedes enviar archivos de cualquier tamaño, sin necesidad de ningún software especial, solamente usando un navegador. No tienes que registrarte para usarlo y el destinatario puede empezar a descargar el archivo mientras tú lo estás subiendo! Eso quiere decir que no tienes que esperar hasta que se suba por completo tu archivo para pasarle el link del mismo a la otra persona, y ésta podrá empezar a descargarlo al instante. Sin embargo, el archivo sólo podrá ser descargado o recogido una sola vez. Para volver a descargarlo, tendrás que subirlo otra vez al servicio. ¿Ya mencioné que no hay límites de tamaño por archivo? 🙂

Sitio Web: PipeBytes

Bonus!

Si todo esto te parece poco y quieres enviar archivos en servicios más populares (o que quizás ya tengas), siempre podrás usar los pesos pesados de Dropbox, SugarSync, (ponga su servicio de almacenamiento en la nube preferido aquí), los cuáles te dan la ventaja de compartir archivos tan grandes como espacio tengas disponible en tu cuenta, poniendo el archivo que quieras compartir dentro de la carpeta correspondiente, y al hacer click derecho sobre el obtendrás un link público que podrás usar para dárselo a quien quieras.

Imagen por defecto
Carlsand Luis Nina
Editor de HD.com.do. Escribo sobre gadgets, servicios web y aplicaciones multiplataforma para dispositivos móviles y de escritorio. Vinculado al área del Management y el Social Media. Disfruto la música, el cine, y la fotografía.
Artículos: 121