HD.com.do
Home Cultura

Otra película mexicana que veo en esta XIII Muestra de Cine.

Oveja Negra cuenta la historia de dos muchachos que trabajan en un rancho cuidando ovejas. Aquí son maltratados principalmente por el hijo del patrón, que es uno de estos carajos malcriados que les gusta llevarse el mundo por delante atento a que su papá es un hombre con poder y que todo eso lo va a heredar él.

Estos dos amigos son José y Kumbia. Ellos se han estado robando las ovejas para venderlas y así hacer un dinerito por la izquierda y darse sus gusticos.

Jerónimo, el hijo del patrón, desde hace mucho está buscando la forma de joderlos para que su papá los mande para su casa.

José y Kumbia entonces planean robarse todas las ovejas y así dar el golpe de su vida y por ahí mismo vengarse de sus patrones. No hay nada que pueda quedar mal según sus cálculos. Pero en el mapa aparece María, una chica que está que da la hora, y parece que está descubriendo su potencial atrayendo a los hombres y le está haciendo ojitos bonitos a Jerónimo y a José, cada uno por su lado.

Entonces parece que a José, pendejo al fin, nadie le había dicho que no se debe mezclar un gran golpe con faldas.

El lio que se arma al final no es lo bueno… lo bueno es el giro que da todo cuando uno pensaba que ya la película se había acabado.

Ahora, los personajes eran todos muy pintorescos. José era un muchacho sano, medio tímido pero que quien lo ve lo compra. Kumbia es todo un tripeo tirando sus frases en inglés y con las vainas que salta. Jerónimo, aparte de su personalidad de malcriado, tiene unos bigotes que terminan de acentuarlo; María, la chica linda que está a poquito de convertirse en cuerito; el padre de la iglesia, el pobre, joceando a como diera lugar dinero para poder remodelar la iglesia que se le estaba cayendo arriba. En fin, unos personajes que casi convierten la película en una comedia con sus locuras.

Por mala suerte ya no la vuelven a dar en la Muestra, a menos que la pongan en la extensión que hacen todos los años. Le doy 7 de 10.