HD.com.do
Home Cultura

Hace mucho que perdí el interés por el cine dominicano por la baja calidad de las películas que durante un buen tiempo fuimos testigos. Si no fuera porque me invitaron a la premiere de Lotoman muy posiblemente nunca la hubiera visto, porque todo pintaba que iba a ser otra comedia más llevada a la pantalla grande, pero la realidad ha sido otra luego de verla.

La historia de Lotoman se basa en Modesto (Raymond Pozo) y Manuel (Miguél Céspedes), quienes son dos amigos de la infancia que se criaron como hermanos luego de la muerte del papá de Modesto durante una apuesta de gallos. Desde ese entonces Modesto no es amigo de las apuestas ni del dinero fruto del juego. El se gana la vida como chofer de un licenciado rico y se la pasa estudiando cosas que luego en un futuro les servirán para conseguir un mejor trabajo. Mientras tanto Manuel es un tipo que no hace muchas cosas y la mujer está a punto de botarlo.

Por cosas del destino se sacan 100 millones de pesos en la loto y por malos presentimientos que tenia Manuel y su mamá, convencen a Modesto de que se quede cada uno con el 50% del premio.

Ahora imagínense a estos dos racavacas millonarios de la noche a la mañana gastando el dinero en porquerías e intentando meterse en la clase social alta. Cada uno empieza a tomar perspectivas diferentes de como deben usar el dinero y parece que uno de los dos se va encaminando mal, pero cuál será?

A pesar de ser una comedia considero que no hicieron abuso de los chistes forzados de mal gusto y se basaron más en comedias situacionales y el guión no fue malo, realmente retrata la realidad (valga la redundancia) de un dominicano en olla que se saca la loto y de estas situaciones se pueden sacar muchas enseñanzas y mensajes.

La película fue dirigida por Archie López, quien además fue director de “Cristiano de la secreta” y “Mi novia está de madre”.

Entre los del elenco de actores se destacan Olga Bucarelli como Mamá Susana, la madre de Manuel, quien le vende números a los vecinos producto de sus sueños, una muy creíble actuación de una mamá de barrio con principios y locuras sanas; Elizabeth Ruiz como Sobeida, la esposa de Manuel, que solamente en películas una mujer en olla está casada con un tiguere también en olla y que está más buena quel carajo; Chelsy Bautista hace el papel de Susanita, la hija de Manuel, para mi gusto una de los mejores personajes de la película; Alfonso Rodríguez es el Licenciado Ramírez, el jefe de Modesto que luego quiere aprovecharse y convertirse en su socio, también con una excelente actuación; Sarah Jorge como Carmelita, la hija del Licenciado Ramírez, muy amiga de Modesto, quien luego se convierte en una especie de asesora para que esté coja modales; Zoila Puello es Nana Lucia, la nana de Carmelita; Ada Aimé es La Gallina, el aficie de la infancia de Modesto, y un personaje que pudieron sacarle más provecho en la historia realmente.

Hay varias actuaciones especiales: Johnny Ventura, Vakeró, Francisco Sanchis, Aquiles Correa y Ñonguito.

La calidad de la imagen es muy buena, la edición también y lo mismo la fotografía, realmente a nivel técnico y artístico se ve que fue hecha con criterio.

En cuanto a la música el tema principal es de Los Hermanos Rosario y al igual que la película se titula “Lotoman”. Ellos salen al final interpretándola en una fiesta que organizaron en el barrio. El soundtrack además incluye “Tengo dinero de maldad” de Raymond y Miguel, “Pilón Lotoman” de la banda de rock local Teriyaki y “Solo y vacio” de De La Ghetto.

A pesar de que en par de ocasiones se me salieron las lágrimas de la risa, no es una simple y tonta comedia como les comenté más arriba y como estamos acostumbrados a ver en el cine local. Luego de ver la película no me siento decepcionado, y si hubiera pagado no me sentiría que perdí mi dinero, por lo que les doy luz verde para que pasen desde el jueves 20 por cualquier sala de cine del país a reirse y disfrutar de esta película. Le doy 7 de 10.

A %d blogueros les gusta esto: