Viendo al mini-cuñao jugando pelota

El sábado fuimos a ver al hermanito de mi esposa jugando pelota porque ya él nos habia invitado en reiteradas ocasiones y no habiamos podido ir a verlo. Cuando nos vió llegando al play se volvió loco y nos brincó arriba y ahí mismo me gané el primer pisón con esos clavos que tenía puestos y yo en chancleta por lo que mi saludo fue un abrazo mezclado con un “coño” entre los dientes.

Como nunca habia tenido reportes de si jugaba bien o no entonces no sabía si iba a ir a verlo pasando vergüenza, pero no fue así.  En los dos turnos que llegué a ver antes de irme en ambos le dió duro, y a la defensa era tremendo catcher… el del otro equipo no aparaba un solo lanzamiento del pitcher.

Eso me recordó a cuando yo me inscribí por primera vez en una liga de pelota que a lo mejor tenía esa misma edad, cuando eso esa categoría se llama Periquito, no se si todavía existe ese nombre, pero luego iba Pre-infantil, Infantil, Juvenil y ya entonces Clase A, Doble A, Triple A y Grandes Ligas… yo llegué hasta Infantil antes de anunciar mi retiro jejeje, no recuerdo por qué dejé la liga realmente.

Volviendo a Jeffrey, que así se llama nuestro mini-pelotero, esa alegría de que lo hayan ido a ver es la misma que sienten todos los niños cuando los apoyan en este tipo de actividades, y lo digo por experiencia propia, porque mi papá de vez en cuando se aparecia en el play a darse los juegos y uno se ponia contento. Así que si usted tiene su carajito y está en cualquier actividad deportiva o lo que sea, caigale por ahí que eso es cool.

Aquí un par de fotos de nuestro futuro Grandes Ligas, que con ese cuerpo aparenta que va a ser un jonronero sin necesidad de esteroides.

[nggallery id=11]


Imagen por defecto
Hipólito Delgado
Fundador de HD.com.do. Entusiasta de la tecnología, cine, rock, beisbol, CrossFit (CF-L1), entre otros. Experiencia en diseño gráfico, diseño y programación web.
Artículos: 3182