HD.com.do

No habia escrito sobre esto, pero empecemos desde el principio. Como recordarán, yo fui en agosto para New York a conocer a mi sobrino y pasé por allá del 11 al 26. Estando por allá recibí un email de un concurso de Presidente para ir a dos juegos de grandes ligas, entré a la página para ver como era el asunto y solo había que responder un par de preguntas y na, me metí en la tómbola. Eso fue para los primeros días que estaba allá. Llego a Santo Domingo y como a la semana me llama una jóven para decirme que fui pre-seleccionado para lo del concurso de Presidente de grandes ligas, yo me quedo un rato tratando de recordarme a ver en que yo me había inscrito y a los par de segundos es que recuerdo que habia llenado la trivia aquella. De eso hacia mucho tiempo y lo más lejos que uno tiene es que pueda ganar y por eso habia borrado. Bueno, ella confirma mis datos y me pregunta si estaba disponible para viajar del 11 al 14 de septiembre, pero no me emociono porque ella dijo que fui pre-seleccionado solamente.

Al siguiente día me llama y me dice que pase por allá mañana con mi pasaporte visado, todavía no me ha dicho que gané, por lo tanto no me emociono todavía. Al otro dia caigo, le sacan copia a mi pasaporte y visa, firmo un contrato y me dicen que vuelva a una reunión que hay dos dias después a las 4:00pm donde darán todos los detalles del viaje, bueno, nadie me ha dicho que gané, o sea que no sabía si emocionarme o no todavía pero ya tuve que empezar a decirlo en el trabajo porque la fecha del viaje estaba a menos de dos semanas y era de jueves a domingo, o sea que tenia que pedir jueves y viernes.

Llega el día de la reunión y ahí estaban todos los “ganadores”, nos entregan un bulto, un jacket bien cool de Presidente con el logo de MLB, una gorra, nos dieron todos los detalles, el itinerario impreso, cerveza por un tubo, picadera buenísima, nos tiraron fotos, etc. Todavía no nos habian dicho que habiamos ganado pero ya era obvio, se referian a nosotros como los ganadores.

El premio incluia pasaje ida y vuelta a New York, entrada a un juego en el Yankee Stadium (contra Tampa Bay Rays) y otro en el Shea Stadium de los Mets (contra Atlanta Braves), estadía en un hotel en la 28th Street de New York, 400 dólares para gastos y par de cosas más que les voy a mencionar más adelante.

Bueno, el día del vuelo de ida no voy a negar que estaba medio asustado, porque está jodón viajar a New York un 11 de septiembre. Había que estar a las 7am en la Cervecería para un desayuno (buenísimo!), entrega de pasajes, el dinero y los detalles finales antes de irnos en una Metro para el aeropuerto. Eramos 10 ganadores que participaron por la página web, 10 que participaron por una promoción en supermercados, 10 clientes invitados por la Cervecería y como 6 empleados de la Cervecería, o sea, eramos un grupito grande.

Salimos con tiempo para el aeropuerto, una comitiva vestida de verde. Nos chequeamos en una fila aparte, y todo sin complicaciones y sin retrasos. La mejor parte es que el vuelo era en primera clase! Si, toda la primera clase era para los ganadores, solo habían 3 personas en primera clase que no eran del grupo. Después que uno viaja en primera clase es que uno se da cuenta que uno siempre había sido un perro jejejeje. Esos asientos grandotes y comodísimos, con espacio para los brazos de cada quien… como reyes. Ahora, que desorden teniamos, porque como los de primera clase abordan primero y están en la parte de alante del avión, cuando viene la plebe (que lo que toy privando yo ahora?) tiene que pasar por primera clase para llegar a su asiento, pues nosotros estábamos todos haciendo coro y tirándonos fotos con un tapón der diablo porque la gente no podia pasar. Yo pensaba que la tripulación nos iba a decir algo pero que va, parece que de verdad viajar en primera clase tiene sus beneficios, porque mientras teniamos ese tapón durante el abordaje, salió la tripulación a tomar nuestras órdenes de bebidas donde habian como 3 tipos de cervezas, vinos, whiskey, vodka y no recuerdo que más, para cuando vinieron a cerrar las puertas del avión ya yo tenia mi segunda Corona abierta. Luego nos tomaron la orden de la comida con 2 opciones, yo no recuerdo que fue lo que pedí ahora mismo, solo se que lo sirvieron en platos de cristal y con cubiertos de verdad.

El vuelo fue bastante placentero y llegamos como 20 minutos antes de lo pautado por el aeropuerto de Newark, donde todo el mundo (bueno, también en el aeropuerto de aquí) se quedaba mirándonos porque eramos 30 y pico de personas con un jacket verde con el logo de MLB en un hombro, a lo mejor pensaban ellos que eramos grandes ligas jejeje. Como éramos muchos terminamos dispersados entre las filas de migración y fuimos saliendo de a grupitos, solamente metieron a uno para el cuartico pero no duró ni 15 minutos, o sea que no hubo que perder tiempo esperando a nadie que saliera. Afuera nos estaban esperando dos autobuses para llevarnos al hotel y esa noche la teniamos libre para que cada quien hiciera lo que quisiera.

Yo ya había chequeado en Ticketmaster que conciertos habia para esos dias en NY y lo único que había era Julieta Venegas en el Nokia Theater en Time Square y las compré varios días antes para buscarlas en la boletería.

Llegamos al hotel, nos estaban esperando ya con las tarjetas-llaves de nuestras habitaciones distribuidas con nombre de cada quien, o sea que eso fue saliendo del bus y cogiendo la llave, yo entré, dejé mi equipaje y arranqué para Time Square a juntarme con mi hermano que iba conmigo para el concierto. Llegamos al hotel a las 7 y pico de la noche y el concierto era a las 8.

Afuera del Nokia tuve que esperar a mi hermano casi una hora que llegara pero por suerte primero iba a abrir un grupo que ni me acuerdo el nombre y Julieta Venegas iba a tocar a las 9:30pm. Por fin llegó mi hermano y entramos, todavía estaba tocando la primera banda, no me gustaron mucho pero sonaban bien.

El sitio es como del tamaño de La Fiesta del Jaragua y estaba lleno pero no reventándose. Julieta Venegas tocó como con 12 músicos y era tocando las canciones versión el unplugged, es lógico, es su último disco. Muy buen concierto, Julieta Venegas tocó piano, guitarra y acordeón. Les voy a dejar aquí un pedazo de Andar Conmigo que grabé.

Después del concierto mi hermano arrancó para su casa y yo para el hotel porque al otro día habia que levantarse temprano. Continuo con el resto de los días del viaje en otros posts para no hacerlo muy largo. Las fotos del viaje están en este album de Facebook.

A %d blogueros les gusta esto: