HD.com.do

Image hosted by Photobucket.com

De 1997 para acá yo he ido cambiando mis cosas y por mi habitación han pasado 1 PC y 3 Macs, 2 escritorios, 2 camas y 2 abanicos. Pero lo que nunca he cambiado es la silla de la computadora. Esta silla no me he atrevido a cambiarla porque es perfecta y tiene doble función, es también mi hamper de la ropa sucia, uno levanta la tapa y tira la ropa sucia ahí. Además de que tiene espaldar y todo. Esa silla es lo que queda de un secador de pelo que tenía mi mamá hace muuuuuuuuucho. Yo he pensado en comprarme una silla de verdad, pero la vaina es que entonces tendría también que comprarme un hamper y la habitación se pondría más pequeña, pero nada, yo creo que ya dentro de poco tendré que hacerlo, porque no es del todo cómoda porque no es acolchada y el espaldar si uno se recuesta demasiado se puede romper.

« | »