Home Destacada

26887217774_7764400ca3_k

Créditos de la imagen: YunHo LEE.

 

Antes del iPhone la tecnología móvil no era tan exageradamente costosa, y desde su salida, hemos visto como Apple y otras empresas que fabrican smartphones se aprovechan de nuestra ceguera.

Samsung y su marca Galaxy S no se queda atrás en los precios, llegando en ocasiones hacer más cara que los iPhones de Apple. Un ejemplo es el S7 Edge, en su tienda local tenía un costo de RD$57,000 pesos. ¿Es en serio?

Esta industria es de las que más rápido ha evolucionado y con un problema que parece nadie quiere ver, está excesivamente sobrevalorada. Es tan sencillo como ir a una tienda local o en línea y ver los precios de un dispositivo móvil, $500, $700, $800 y presumo que pronto sobrepasará los $900-1000 dólares. ¿Desde cuando un smartphone cuesta tanto?

Más allá de que sean “el futuro”, se está tomando como una excusa la gran popularidad que tienen y estamos cayendo en el sádico juego de las tantas empresas que fabrican estos dispositivos. La excusa de muchos “pero Apple siempre ha sido cara y Samsung copia hasta sus precios”. El problema no sólo está en la industria, sino en nosotros y nuestro deseo de tener un smartphone.

¿Por qué debemos pensar y comprar de manera más inteligente?

Somos auto-esclavos de este mercado y la única forma de que esto cambie, es colocando un STOP y no apoyar esta exageraciones. Soy fanático de la tecnología, especialmente la móvil y esto es lo que me ha hecho pensar mejor en como poder mantenerse actualizado con estos precios. He llegado a la conclusión de que a menos que tenga una fuente de dinero ilimitado o me regalen los dispositivos —cosas que dudo vayan a pasar— es muy difícil conseguir un dispositivo móvil actual.

14045110170_dcac2aa945_z

Créditos de la imagen: Pete.

Muchos compran tecnología que está de moda o por mantener un estatus social, cosa que me irritan al infinito (de verdad odio esa actitud). Antes de comprar algo, piense en sus necesidades y especialmente por lo que puede pagar, en vez de forzar tanto por obtener algo que se lo puede arrebatar al salir de la tienda. Porque sí, los ladrones no descansan y por más que algo le cueste y le pertenezca, puede que otro se lo robe.

La solución a este problema no es sencilla y tomará tiempo, pero en algún punto tendrá que pasar y cambiar el como gastamos tanto por tan poco. Iniciar por saber lo que queremos/necesitamos es el primer paso, después buscar entre las tantas alternativas y elegir. No tenemos que comprar lo último justo cuando sea lanzado, no moriremos si esperamos unos meses. Si esperamos, conseguiremos una base más sólida sobre el producto, además de que posiblemente lo consigamos a un mejor precio.

Mi consejo es acudir a marcas menos renombradas como One Plus o Xiaomi, fabrican excelentes dispositivos a precios más justos. Aunque claro, existen algunas excepciones como Motorola, LumiaNexus de Google.

¿Crees que los smartphones están sobrevalorados y necesario pagar tanto por ellos? Antes de responder, piensa en lo que cuesta una laptop, una consola y otros dispositivos electrónicos. 😉