Home Gadgets

Todos los usuarios de Internet hemos pasado por esta situación: te sientas en la PC, abres el navegador, escribes la dirección de X página y recibes un error indicando que no puede ser encontrada.



En ocasiones efectivamente el servidor está en el suelo. Pero también puede ser culpa de nuestro proveedor de servicios. La compañía que nos vende el Internet como norma de facto proporciona un set de servidores (equipos muy parecidos en esencia a una PC pero con mucho más potencia) que convierten cada dominio (ejemplo hd.com.do) a una dirección que identifica el equipo en el que reside esa página que andamos buscando.

El problema es que no siempre nuestro proveedor de Internet toma en serio la importancia de este servicio y termina generando problemas a los usuarios finales. Software mal configurado, empleados no calificados o fallos de hardware sin redundancia pueden convertirse en dolor de cabeza para los usuarios finales.

Alternativas

La solución más sencilla a esta problemática es cambiar nuestros DNSs por unos más estables, pero, ¿cuáles? A continuación tres servicios que efectivamente nos pueden ayudar en esta tarea.

  • COMODO Secure DNS: es la oferta de Comodo Group, Inc. para la resolución segura de direcciones de Internet. Se puede usar como producto individual o en conjunto con COMODO Dragon (un navegador web de la misma empresa basado en Chromium) o solamente dentro de Dragon. De cualquier manera que lo usemos COMODO promete mantener cualquier amenaza fuera de nuestros equipos y mejorar el desempeño gracias a una red de 16 sitios en 5 continentes.Las direcciones IP´s del servicio son 8.26.56.26 / 8.20.247.20
  • Google Public DNS: es la propuesta del rey de las búsquedas en la Web, quien tiene desde hace tiempo dos IPs para uso público de su servicio de DNS. Google soporta tanto IPv4 como IPv6. El servicio nació por la preocupación por la seguridad de Internet con las actuales vulnerabilidades del protocolo y la velocidad y estabilidad del sistema.Para usarlos basta con agregar 8.8.8.8 / 8.8.4.4 como servidores DNS a la configuración de red. En caso de IPv6 serian 2001:4860:4860::8888 / 2001:4860:4860::8844
  • OpenDNS: enfoca su oferta mucho en clientes de negocios pero eso no quiere decir que no tengan una versión del servicio para uso de los comunes. De las tres opciones esta es la más personalizable. Un usuario registrado y con el software de actualización instalado puede restringir páginas, ver cuales se han visitado, conocer de cualquier actividad de malware, etc.Pero tener tantas opciones de personalización tiene un efecto secundario. Durante mi tiempo usando el servicio me di cuenta de un pequeño fallo en la forma en la que se manejan las políticas de red. Por ejemplo, una ferretería de cierto renombre cerca de mi casa decidió usar el servicio para restringir que páginas podían ver sus empleados. El problema es que de manera errónea informaron a OpenDNS que su IP era fija cuando en realidad no lo es. Al esta IP ser reasignada a otro cliente de la telefónica (a mi en varias ocasiones) todas las restricciones pasaban a mi equipo. El soporte vía email resolvió el problema con esa IP pero duró tres horas entre el reporte y el arreglo. Es el único punto débil del servicio. Todo lo demás, cool.

    Las IPs de OpenDNS son 208.67.222.222 / 208.67.220.220

Independientemente de cual usemos para mejorar nuestra conexión a Internet no hay dudas de que estaremos mucho mejor que con la opción por default de nuestro proveedor. Y como andan los sitios maliciosos en estos días es mejor poner candado antes de que nos roben. 🙂