Home Cultura

Casi todas las películas que tienen que ver con exorcismos, los productores la promocionan como que son basadas en hechos reales como para darle más misterio. Esta es otra de esas películas.

Michael Kovak (Colin O’Donoghue) es un seminarista que tiene a prueba su fe y está por dejarlo. El asiste a una escuela de exorcismo en el Vaticano, y para renovarle un poco la fe la iglesia decide enviarlo donde el Padre Lucas (Anthony Hopkins).

El Padre Lucas era un padre un poco salido de las reglas que practicaba constantemente exorcismo, así que le muestra a Michael el lado oscuro de la fe.

A mi me encantan las películas que den miedo, y el trailer de esta desde que lo vi pensaba que me iba a matar del corazón, además que la participación de Anthony Hopkins me daba confianza de que iba a ser buena y seria. Yo creo que tenia las expectativas demasiado altas y por eso me la encontré regular y como que no me dio mucho miedo, pero se deja ver. Le doy 7 de 10.